Internacional

Una compañía aérea estadounidense echa a un pasajero a la fuerza por overbooking

Tras hacerse viral un vídeo en el que se muestra cómo un policía arrastra al pasajero por el pasillo del avión, United Airlines se ha disculpado y ha asegurado que revisará lo sucedido. La compañía ha caído un 4% en Bolsa en el arranque de la sesión.

El director ejecutivo de la aerolínea estadounidense United Airlines, Oscar Muñoz, se disculpó este lunes después de que un pasajero fuera expulsado este domingo por la fuerza de uno de sus aviones, un suceso captado en vídeo que se volvió viral en internet.

En un comunicado, el responsable de la aerolínea tildó de "un hecho perturbador para todos en United" la expulsión y las imágenes de un pasajero arrastrado por el pasillo del avión del vuelo 3411 con destino a Louisville (Kentucky) y origen en el aeropuerto O'Hare de Chicago (Illinois).

"Pido disculpas por haber tenido que reacomodar a estos pasajeros. Nuestro equipo está trabajando de forma urgente con las autoridades para llevar a cabo nuestra propia revisión detallada de lo que sucedió", dijo Muñoz.

En un correo electrónico enviado anoche por Muñoz a sus trabajadores, que hoy publican los medios, el responsable de la empresa defendió que los empleados "seguían los procedimientos establecidos" cuando echaron al pasajero porque tenían un exceso de reservas, y llamó al pasajero "perturbador y beligerante". También aseguró que la aerolínea está intentando contactar con el pasajero para "resolver la situación".

En el vídeo, que ya ha sido visualizado más de un millón de veces en la red y tras cuya publicación ha desplomado las acciones de la compañía en un 4%, se aprecia a un hombre de mediana edad y rasgos asiáticos gritando mientras le retiran forzosamente de un asiento, que seguidamente es arrastrado por el pasillo del avión por un policía y escoltado por dos más.

Ahora ese policía, según un comunicado hecho público por el Departamento de Aviación de Chicago, fue dado de baja temporalmente "a la espera de una revisión completa de la situación".

Mientras el hombre era empujado, se puede oír en el vídeo, en el que se le ve con la cara ensangrentada, las gafas casi caídas y el jersey levantado hasta el pecho, comentarios como: "Oh dios mío, mire lo que ha hecho" o "Buen trabajo, así se hace" en tono irónico.

Los testigos que se encontraban en el avión afirmaron en redes sociales que la compañía pidió cuatro voluntarios para abandonar el vuelo, después de haberlo abordado con dos horas de retraso, y ofrecerles a tomar uno al día siguiente a cambio de 400 dólares y una estancia de una noche en un hotel.

United necesitaba esos asientes para trasladar a sus empleados, pero ningún pasajero aceptó la oferta, aunque la aumentó a 800 dólares y amenazó con que no despegarían hasta que cuatro personas se levantaran de su asiento y abandonaran la aeronave.

Ante esa situación, la compañía seleccionó al azar, mediante un ordenador, a los pasajeros que tendrían que levantarse.

Una pareja se fue, pero el protagonista del vídeo contestó que era médico y necesitaba ver a sus pacientes el lunes por la mañana, según relató el pasajero Tyler Bridges en su cuenta de la red social Twitter.

Bridges, que también subió un vídeo en el que se aprecia cómo el hombre volvió a entrar en el avión repitiendo que tenía que "volver a su casa", señaló que decidió divulgar las imágenes porque "sentía que era algo que el mundo tenía que ver".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba