Francia

Las protestas de los chalecos amarillos dejan más de 1.400 detenidos y 130 heridos

Al menos 125.000 'chalecos amarillos' se han movilizado

Disturbios de los chalecos amarillos en París.
Disturbios de los chalecos amarillos en París. EFE

Ya son al menos 1.400 las personas detenidas, durante la nueva jornada de movilizaciones de los 'chalecos amarillos' en toda Francia, donde al menos 125.000 integrantes de estos movimientos han protagonizado el cuarto fin de semana consecutivo de protestas contra el Gobierno que se ha saldado con al menos 130 heridos.

Una portavoz de la prefectura ha puntualizado que esas personas, detenidas sobre todo por formar parte de grupos susceptibles de protagonizar actos de violencia o por estar en posesión de objetos que pueden utilizarse para ello, no necesariamente quedarán bajo custodia una vez que se realicen las verificaciones pertinentes.

El ministro del Interior ha pedido a los "chalecos amarillos" que quieren hacer valer sus reivindicaciones "que no se mezclen" con los violentos

El ministro del Interior, Christophe Castaner, que desde la madrugada ha estado recorriendo el dispositivo de seguridad en diversos puntos de la ciudad, ha justificado su pertinencia para impedir que se reproduzcan los disturbios del sábado pasado: "Hemos tenido que dar una respuesta fuerte".

Castaner, en declaraciones al canal "BFMTV", ha pedido a los "chalecos amarillos" que quieren hacer valer sus reivindicaciones "que no se mezclen" con los violentos porque "la violencia no es nunca una forma de manifestarse".

El Gobierno "tiende la mano"

También ha dicho que "el Gobierno ha tendido la mano" con su disposición al diálogo y con medidas como la supresión de la subida de impuestos sobre el carburante que estaba programada a partir de enero: "Ahora hay que ponerse en torno a la mesa y discutir".

El primer ministro, Édouard Philippe, ha recibido anoche a una delegación de siete "chalecos amarillos libres", un grupo que se reivindica como moderado y que ha pedido a sus seguidores que no viajaran a París para no ser instrumentalizados por los violentos.

El Ejecutivo ha movilizado para un dispositivo de seguridad "excepcional", que incluye en particular el despliegue de 89.000 policías y gendarmes

El Ejecutivo ha movilizado para un dispositivo de seguridad "excepcional", que incluye en particular el despliegue de 89.000 policías y gendarmes en todo el país (el sábado de la semana pasada habían sido 65.000), de los cuales 8.000 en la capital.

En París, además, las zonas más sensibles por ser los puntos de concentración de los "chalecos amarillos", como el barrio de los Campos Elíseos, las plazas de la República y de la Bastilla han sido cortados al tráfico desde primera hora de la mañana y los comercios van a permanecer cerrados.

Tampoco abren los grandes museos, ni los grandes almacenes, ni muchos mercados o establecimientos públicos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba