Estados Unidos

Trump no descarta acciones militares contra Corea del Norte tras sus provocaciones

En una entrevista en la cadena CBS, el presidente estadounidense ha asegurado que priorizará la diplomacia y que tendrá en cuenta el papel clave de China para rebajar las tensiones con este país. Sin embargo, Corea del Norte ha prometido hoy mismo que acelerará su programa nuclear.

El presidente de EEUU, este domingo en un acto de partido en Pennsilvanya.
El presidente de EEUU, este domingo en un acto de partido en Pennsilvanya. EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha dejado abierta la puerta a una acción militar en Corea del Norte tras las continuas provocaciones de Pyongyang, aunque ha insistido en su preferencia por una solución diplomática y en el papel clave de China para rebajar las tensiones.

"Si (el líder norcoreano Kim Jong-un) prepara una prueba nuclear, no estaré feliz. Y no creo que (el presidente chino) Xi (Jinping), que es un hombre muy respetado, esté feliz tampoco", afirmó Trump en una entrevista en el programa "Face the Nation" de la cadena CBS.

Acerca de la posibilidad de que EEUU recurra a una solución militar ante las acciones del régimen comunista norcoreano afirmó: "No lo sé, ya veremos".

Pyongyang realizó ayer sábado una nueva prueba de un misil balístico que al parecer explotó minutos después de su lanzamiento, según fuentes militares surcoreanas y de EE.UU.

El presidente estadounidense evitó hoy pronunciarse al respecto y mantuvo su habitual vaguedad sobre el tema. "Es un juego de ajedrez. No quiero que la gente sepa lo que estoy pensando", agregó.

En la entrevista, Trump reconoció la capacidad del líder norcoreano, Kim Jong-un, que tiene ahora 33 años, al asegurar que "a una edad muy joven, fue capaz de asumir el poder", en diciembre de 2011, y "mucha gente, estoy seguro, trató de quitarle el poder". Pero, subrayó, "fue capaz de mantenerlo. Así que obviamente es un tipo resistente y espabilado".

Trump elogió en la entrevista al líder norcoreano: "Obviamente es un tipo resistente y espabilado"

En cuanto a una solución a la crisis norcoreana, el mandatario señaló que es clave el papel de China, ya que es uno de los pocos interlocutores a los que Pyongyang presta atención.

Trump repitió que habló sobre la cuestión con el presidente chino Xi durante su encuentro en Florida a comienzos de mes y confió en que la rebaja de las tensiones pasa por el éxito de la mediación de Pekín.

"La relación que tengo con China ya ha sido alabada como algo muy especial, algo muy diferente a lo que habíamos tenido. Pero, claro, veremos si el presidente Xi es capaz de lograr un cambio (sobre Corea del Norte)", agregó.

Ayer, en un acto de celebración de sus primeros 100 días en el poder, Trump reiteró que está trabajando con las autoridades chinas para solucionar un problema que calificó de "complicado".

De hecho, insistió en que su decisión de no designar a China como manipulador de divisas, como había prometido, responde a la colaboración estrecha con Pekín. "No es el momento de designar a China como manipulador de divisas", afirmó.

Esta semana, Trump recalcó que prefiere una solución "diplomática" a la escalada de tensiones con Corea del Norte, que amenaza a dos de los principales aliados de Washington en la región: Corea del Sur y Japón, pero ya indicó que existe la opción de que se acabe desencadenando un conflicto "grande".

Pyongyang dice que acelerará su programa nuclear

Corea del Norte ha prometido este lunes que acelerará su programa de armamento nuclear en respuesta a la nueva política sobre el país anunciada por la Administración de Donald Trump que, según Pyongyang, se sustenta en "máxima presión y confrontación" con el régimen de Kim Jong Un.

Ante el "jaleo generalizado" que está provocando Estados Unidos para lograr "más sanciones y presión" sobre Corea del Norte en el marco de su nueva política hacia el país de "máxima presión y confrontación", Pyongyang "acelerará al máximo" el refuerzo de "su elemento disuasorio nuclear", ha sostenido este lunes un portavoz del Ministerio de Exteriores norcoreano.

Según ha declarado a la agencia oficial KCNA y recoge la agencia surcoreana Yonhap, Pyongyang adoptará medidas para "impulsar la fuerza nuclear al máximo" de forma "consecutiva y sucesiva en cualquier momento y lugar decidido por su líder supremo".

Para Corea del Norte, la política de la administración Trump se sustenta en la "máxima presión y confrontación" con el régimen de Kim Jong Un

Corea del Norte ha venido justificando el desarrollo de armamento nuclear como elemento de disuasión contra la hostilidad de Washington. En las últimas semanas, ante la especulación de que Pyongyang podría llevar a cabo un nuevo ensayo nuclear, Washington envió a la zona un grupo de combate con el portaaeronaves 'USS Carl Vinson' al frente.

El portavoz norcoreano ha acusado a Estados Unidos de aumentar la tensión en la península con el envío de los barcos y las amenazas militares. "La histeria agresiva de Estados Unidos no había llegado nunca a tal altura y la situación en la península de Corea nunca había estado tan cerca de una guerra nuclear como en el periodo de las recientes maniobras", ha subrayado.

"Corea del Norte está totalmente preparada para responder a cualquier opción adoptada por Estados Unidos (...) seguirá impulsando sus capacidades militares para la defensa propia y el ataque nuclear preventivo con la fuerza nuclear como pivote", ha asegurado el portavoz del régimen de Kim Jong Un.

Si Pyongyang no hubiera tenido capacidades nucleares, "Estados Unidos se habría comprometido sin dudas en la misma agresión de bandoleros en Corea que ha cometido contra otros países", ha remachado el portavoz, en una aparente alusión al reciente bombardeo estadounidense contra una base militar en Siria.

La ONU ya pidió actuar de forma urgente

El pasado viernes el Consejo de Seguridad de la ONU celebró en Nueva York una sesión especial de ministros para analizar las amenazas que representa el programa nuclear norcoreano.

En esa reunión, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, dijo que Corea del Norte representa "el asunto de seguridad más acuciante del mundo" y defendió que la comunidad internacional necesita actuar de manera urgente y hacerlo de forma más contundente que hasta ahora.

La semana pasada, el secretario de Estado norteamericano volvió a insistir en que "la paciencia estratégica se ha acabado"

En este sentido, reiteró en la necesidad de aumentar la presión sobre el régimen de Pyongyang para forzar al país a que abandone su programa nuclear y volvió a lanzar el mensaje de que la "paciencia estratégica se ha acabado".

Desde que Kim Jong-un llegó al poder a finales de 2011, el régimen norcoreano ha llevado a cabo entre 50 y 75 ensayos de misiles, la mayoría de los cuales han resultado un éxito, con el fin de mejorar su tecnología armamentística.

Corea del Norte ha advertido de que está ultimando el desarrollo de un misil balístico intercontinental (ICBM) con capacidad de alcanzar Estados Unidos, aunque los expertos se muestran escépticos de que sus capacidades estén tan avanzadas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba