Guerra en Siria Vuelta a Alepo, con frío extremo y sin calefacción

"La gente está llegando al este de Alepo para ver el estado de sus negocios y de sus casas. Para verificar si han sido saqueados"

Una niña evacuada de Alepo
Una niña evacuada de Alepo GTRES

Miles de personas están regresando a la ciudad siria de Alepo a pesar de las bajas temperaturas y de la "indescriptible" destrucción, según ha informado el representante del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en Siria, Sajjad Malik, que ha alertado de que en los últimos días han llegado a la localidad unas 2.200 familias.

"La gente está llegando al este de Alepo para ver el estado de sus negocios y de sus casas. Para verificar si han sido saqueados", ha señalado Malik, que ha manifestado que los civiles que regresan se enfrentan a unas condiciones de vida muy duras.

"Hace un frío extremo aquí. Las viviendas no tienen ventanas, puertas ni cocinas", ha manifestado. La ONU, que ha estado distribuyendo plásticos para cubrir las ventanas y sacos de dormir, ha advertido de que la distribución de ayuda es fundamental para evitar que aumente el número de muertes.

"Hace un frío extremo aquí. Las viviendas no tienen ventanas, puertas ni cocinas"

El distrito de Hanano fue una de las primeras zonas de la ciudad en caer en manos de los rebeldes en 2012 y la primera en ser recuperada por el Ejército, que logró hacerse el mes pasado con el control del norte de la ciudad, lo que ha supuesto la mayor victoria del presidente sirio, Bashar al Assad, desde que comenzó la guerra hace casi seis años.

A medida que se ha producido el avance de las fuerzas pro gubernamentales, tras meses de bombardeos por parte del régimen sirio y las Fuerzas Aéreas rusas, miles de residentes han huido de Alepo y unos 35.000 han sido evacuados por varios convoyes organizados por el Gobierno.

Conseguir comida y evitar el frío

El proceso de reconstrucción llevará un largo tiempo, según Malik, que ha destacado que la mayor prioridad es la de conseguir que la población obtenga comida y no pase frío. La ONU ha ofrecido comidas diarias a 21.000 personas y al menos unas 40.000 han podido comer pan.

Las clínicas móviles están funcionando, lo que ha permitido vacunar a 10.000 niños. La organización estima que más de 1,1 millones de personas tienen acceso a agua potable. Malik ha informado de que miles de menores, que carecían de acceso a la educación, han logrado reintegrarse.

"Nada nos había preparado para la escalada de destrucción que hemos encontrado aquí. Va más allá de lo imaginable"

En el sector de la ciudad controlado por los rebeldes no había ningún registro de los nacimientos, las defunciones y los matrimonios. "Conocí a una mujer con cinco niños que estaba muy contenta porque ahora tiene un libro de familia y sus hijos han sido registrados como sirios", ha aseverado Malik.

Los bombardeos han destruido hospitales, escuelas, casas y carreteras y han causado daños estructurales en las principales estaciones de bombeo de agua. "Nada nos había preparado para la escalada de destrucción que hemos encontrado aquí. Va más allá de lo imaginable", ha indicado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba