Internacional El Senado de Brasil aprueba el 'impeachment' y aparta a Dilma Rousseff del poder

Tras una sesión de 20 horas y media, 55 senadores se pronunciaron a favor del juicio político a la mandataria brasileña, 22 en contra y cuatro ausentes.

El Senado de Brasil ha aprobado este jueves el 'impeachment' para someter a un juicio político a la mandataria Dilma Rousseff y la apartó del cargo por hasta 180 días, tiempo máximo para que concluya el proceso y en el que será sustituida por su vicepresidente, Michel Temer.

En la votación, que se produjo después de una sesión continua de 20 horas y media de duración, 55 senadores se pronunciaron a favor del juicio político, 22 votaron en contra, mientras que cuatro estuvieron ausentes. Para abrir el juicio político contra Rousseff bastaba con una mayoría simple, pero con este resultado, se rebasó el umbral de la mayoría calificada de dos tercios, 54 de los 81 senadores, que son necesarios para lograr la destitución definitiva al final del proceso.

Michel Temer, quien la va a sustituir de forma interina, ha previsto presentar a su gabinete y ha adelantado que lo había definido "casi" por completo.

Rousseff será separada del cargo durante los 180 días que puede durar el proceso

"Un golpe contra la democracia"

Durante la sesión en el Senado, los pocos senadores que arroparon a Rousseff insistieron en la tesis de que en Brasil está en marcha un "golpe contra la democracia", a pesar de este miércoles el Tribunal Supremo avaló el proceso al negar un último recurso presentado por la Abogacía del Estado.

Las acusaciones contra Rousseff se fundamentan en unas maniobras fiscales irregulares en las que el Gobierno incurrió en 2014 y 2015 a fin de maquillar sus resultados, que incluyeron la omisión de multimillonarias deudas con la banca pública. No obstante, muchos de los senadores que votaron a favor alegaron otros motivos: el gigantesco caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, la grave crisis económica que atraviesa el país o que Rousseff haya faltado a sus promesas de campaña.

La senadora Gleisi Hoffmann, cercana a Rousseff, consideró que las maniobras fiscales no son motivo suficiente para el "impeachment" y dijo que esto sería equivalente a "penalizar con pena de muerte una infracción de tránsito".

Ante este suceso, Dilma Rousseff, disolvió su Gobierno. La lista de ministros destituidos la encabeza el ex presidente y padrino político de la mandataria, Luiz Inácio Lula da Silva, quien llegó a ser designado titular de la cartera de la Presidencia en abril pasado, pero no llegó a asumir por una decisión del Tribunal Supremo, que suspendió su nombramiento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba