Internacional

Cumbre del clima: acuerdo 'vinculante' en París para mantener el calentamiento por debajo de los 2ºC

Los países revisarán cada cinco años sus compromisos de revisión de emisiones, y se marcarán metas de reducción y descarbonización a largo plazo para lograr los objetivos que se proponen.

El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius
El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius EFE

Los principales representantes de las instituciones de la Unión Europea celebraron este sábado el nacimiento en la cumbre de París del primer acuerdo climático global, un hito "histórico" que "da esperanza" y "futuro". "¡Un acuerdo histórico! Después de tantos años de esfuerzos sin tregua esta es una gran victoria para Europa", afirmó el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, en un mensaje en la red social Twitter.

"Hace un mes, París fue testigo del terror y el odio. Hoy la comunidad internacional ha acordado en la COP21 un acuerdo climático que da esperanza y futuro", manifestó, por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en la misma red.

El texto final de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de CambioClimático de la ONU que se celebra en París establece un acuerdo jurídicamente vinculante, ambicioso pero realista, con objetivos revisables cada cinco años y un objetivo de limitar el calentamiento del planeta a 2 grados centígrados sin renunciar a lograr que esta cifra sean 1,5 grados centígrados, según anunció el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius.

Fabius ha calificado de "histórico" el acuerdo, que fue votado por los  196 países que asisten al plenario. El acuerdo reconoce el concepto de justicia climática y tiene en cuenta las distintas capacidades nacionales en función de las circunstancias de cada parte y que sus objetivos serán revisables cada cinco años, para aumentar la ambición de forma progresiva.

Del mismo modo, Fabius valora que también reserva un lugar cada vez mayor a la adaptación sobre todo para los países más vulnerables y que, para ello, incluye la movilización de una contribución mundial de 100.000 millones de dólares anuales de aquí a 2020 y que en 2025 se fijarán nuevos objetivos. 

Ha llegado el momento de centrarse, no en las líneas rojas, sino en las líneas verdes

El ministro ha agradecido los esfuerzos de los países, de los negociadores, de sus delegaciones durante esta COP y los meses y años anteriores y ha valorado que "cada una de las partes" haya hecho valer sus propuestas y que éstas hayan sido respetadas. Sin embargo, ha admitido que con este acuerdo los países no consiguen al 100 por 100 lo que quería de forma individual pero les ha recordado que si cada uno mantenía el total de sus peticiones "la colectividad no habría conseguido nada". "Se trata de demostrar al mundo que nuestro esfuerzo colectivo suma más que la suma de voluntades particulares. Ha llegado el momento de centrarse, no en las líneas rojas, sino en las líneas verdes. La respuesta (al cambio climático) es claramente este texto que hemos creado juntos; el nuestro", ha insistido.

A su juicio, el acuerdo permitirá a los estados insulares defenderse del cambio climático que ya les está sumergiendo; que los países africanos puedan avanzar en su desarrollo tecnológico; que Latinoamérica pueda proteger sus bosques e incluso que los países productores de combustibles fósiles a quienes el acuerdo les acompañará en la diversificación de su economía. Es más, ha añadido que el texto servirá a "grandes causas" como la salud pública, los derechos esenciales, la lucha contra la pobreza y, en definitiva, la paz.

Ban Ki Moon califica el texto final de "histórico"

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha calificado el texto final de "histórico" porque su ambición es dar al planeta un nuevo camino hacia un futuro para reducir las emisiones y ha elogiado los compromisos y el liderazgo de los jefes de Estado y de Gobierno, de los ministros, de negociadores y de miembros de delegaciones, a quienes ha encomiado a "acabar el trabajo" porque miles de millones de personas dependen de su audacia. "Ha llegado el momento de reconocer que los intereses nacionales se resuelven mejor desde la colectividad y la responsabilidad global. Los pueblos están más amenazados que nunca y necesitamos todas nuestras manos en este asunto", ha señalado.

El secretario general de la ONU ha calificado el texto final de "histórico" porque su ambición es dar al planeta un nuevo camino hacia un futuro para reducir las emisiones

Mientras, el presidente de Francia, François Hollande, ha agradecido a Ban su "obstinación" para lograr que las partes se sienten este sábado en París a firmar el acuerdo y a todos los que han negociado "de día y de noche" para encontrar un acuerdo nunca antes alcanzado, que sea "vinculante y generalizado". Hollande ha reiterado que el cambio climático puede dañar el equilibrio del planeta y ha admitido que el acuerdo no es "perfecto para nadie" si cada uno lo lee a la luz de sus únicos intereses, pero es un "éxito" para todos juntos.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba