Internacional

París abrirá un "campamento humanitario" para refugiados en mes y medio

La alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo, ha indicado que afrontará la crisis migratoria inspirándose en el campamento construido por Médicos Sin Fronteras en Grande-Synthe, junto a la frontera belga.

Refugiados esperan para entrar en el campamento de Grande-Synthe.
Refugiados esperan para entrar en el campamento de Grande-Synthe. EUROPA PRESS

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha anunciado este martes la apertura inminente en la capital francesa de un "campamento humanitario" para refugiados ajustado a las normas de la ONU, con el que se intenta afrontar la actual crisis migratoria.

"Es hora de pasar a la velocidad superior y aportar respuestas", ha señalado la alcaldesa en conferencia de prensa, donde avanzó que el Ayuntamiento está examinando las formas de abrir ese campamento "lo antes posible", aunque su deseo es que esté operativo para dentro de un mes y medio.

Acogerá a los refugiados para redirigirlos "hacia el circuito que corresponda"

La representante parisina subrayó la necesidad de acoger a ese colectivo "dignamente" y su voluntad de que haya "un lugar identificado" para poder redirigir a esas personas "hacia el circuito que corresponda". La capital francesa está analizando "distintos sitios para ver en qué plazos, lo antes posible", se puede poner a disposición del Estado el centro, que Hidalgo espera se integre en su proyecto.

Este centro respetará las "condiciones reglamentarias" dictadas por la ONU y por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, lo que significa alojamientos modulares "que puedan instalarse rápidamente" pero que cuenten con "todo el confort necesario", precisó.

Se inspirará, agregó la alcaldesa parisina, en el campamento de Grande-Synthe, construido el pasado marzo por la organización Médicos Sin Fronteras a las afueras de la ciudad de Dunkerque, junto a la frontera belga, para reemplazar a un insalubre poblado situado a pocos kilómetros y en el que pernocta en torno a un millar de iraquíes, iraníes, turcos o sirios, entre otras nacionalidades. Pocos días después de su apertura, el Gobierno francés envió una carta al alcalde de la localidad oponiéndose a la su apertura "precipitada", al considerarla "perjudicial para la seguridad de cientos de personas".

Por si parte, Médicos Sin Fronteras publicó un comunicado criticando que el gobierno francés, en lugar de "tomar finalmente acciones concretas - muchos de los cuales son su responsabilidad - ha optado por hacer el papel de inspector de construcción". Los responsables de ese centro y miembros del Gobierno francés han firmado este martes una convención en virtud de la cual el Estado aportará 3,9 millones de euros de financiación para su gestión.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba