Actualidad

Los migrantes del Open Arms desembarcan en Lampedusa tras la orden de la Fiscalía italiana

Mientras, el buque Audaz de la Armada española sigue rumbo a la isla italiana desde donde tenía previsto escoltar el barco humanitario hasta Palma de Mallorca

Buque de la ONG española Open Arms en aguas italianas.
Buque de la ONG española Open Arms en aguas italianas. EFE

Los 83 migrantes a bordo del barco Open Arms ya han abandonado el buque de la ONG española después de que la Fiscalía de Agrigento (Sicilia) ordenase su incautación y el desembarco inmediato en el puerto de Lampedusa de las personas que seguían a bordo.

Se pone fin así a una agonía que ha durado 19 días y que ha provocado un enfrentamiento entre España, Italia y la ONG así como malestar en el Ejecutivo de Pedro Sánchez, en el que algunos ministros señalaron a la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo por una gestión deficiente.

La orden de la Justicia italiana se producía solo una hora después de que el buque de la Armada Audaz, por orden del Gobierno de Pedro Sánchez, zarpase de Rota (Cádiz) para "asistir" y "acompañar" a los migrantes del buque humanitario hasta Palma de Mallorca.

Horas después de la decisión del Ejecutivo, la Fiscalía italiana daba un revés a España con esta orden, derivada de la revisión por parte del fiscal Luigi Patronaggio de las condiciones del barco de la ONG española este mismo martes. Patronaggio se trasladó de urgencia en helicóptero hasta Lampedusa y subió al Open Arms acompañado de varios médicos para verificar el estado de los migrantes.

Ahora, previsiblemente, el barco humanitario deberá permanecer en Italia dos semanas mientras se lleva a cabo la investigación.

La organización ha celebrado la decisión de la Fiscalía con un mensaje en Twitter: "Por fin, se acaba la pesadilla y las 83 personas a bordo recibirán asistencia inmediata en tierra", ha escrito.

Salvini, sin miedo a volver a ser denunciado

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ya había advertido de la posibilidad de que la Fiscalía tomase medidas, pero él insiste en su política de "puertos cerrados" asumiendo el "riesgo personal" al que se expone en caso de volver a ser denunciado. 

La Fiscalía de Agrigento estaba investigando un presunto delito de secuestro de personas, en el que de momento no hay nadie imputado, después de que los migrantes no pudiesen desembarcar en Italia a pesar de que un tribunal tumbó la orden de Salvini de que el barco no entrara en aguas territoriales de este país.

En la mañana de este martes se vivió una situación desesperada a bordo del barco humanitario después de que 15 personas saltasen del barco para tratar de llegar a la costa de Lampedusa y tras evacuar a otras nueve "necesitadas de asistencia urgente".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba