El calor veraniego con temperaturas que podrán llegar por primera vez en 2021 hasta los 40 grados centígrados (ºC) y se esperan algunas tormentas, que a partir del viernes se intensificarán, ya que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé un aumento de la inestabilidad el fin de semana.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado que las temperaturas vuelven a subir hasta que a mediados de la semana en el valle del Guadalquivir rozarán los 40ºC y en Canarias también se prevén días de mucho calor, sobre todo en el sur de Gran Canaria y Fuerteventura, donde se pasará probablemente de 36ºC e incluso 38ºC.

Además, ha adelantado que a partir del viernes aumentará posiblemente la inestabilidad, sobre todo en la zona centro y en la mitad norte, donde se producirán chubascos tormentosos.

En este contexto, Del Campo ha destacado los chubascos que se produjeron en amplias zonas de la Península, especialmente en el tercio sur y mitad oriental y también hubo chubascos en Baleares donde además estuvieron acompañados de tormentas. Así, ha precisado que en la red de AEMET se registraron 23.000 rayos entre el sábado y el domingo.

En cuanto a las cantidades de precipitación, ha indicado que se alcanzó intensidad torrencial en numerosas localidades y ha subrayado que en Jumilla (Murcia) se contabilizaron 18 litros por metro cuadrado en 10 minutos o en Tomelloso (Ciudad Real) y en Córdoba, 14 litros por metro cuadrado en 10 minutos. Estas lluvias torrenciales en algunos casos también estuvieron acompañadas de granizo, como por ejemplo en la provincia de Sevilla.

De cara a esta primera mitad de la semana, el portavoz explica que el tiempo estará "más tranquilo" aunque también se pueden formar tormentas en entornos de sistemas montañosos, que además pueden ser localmente intensas, pero en general los chubascos serán ocasionales y dispersos.

En concreto, el lunes y el martes serán jornadas de tiempo estable, con cielos en general poco nubosos o con algunos intervalos de nubes y a partir del mediodía crecerá la nubosidad de evolución diurna que puede desembocar en chubascos acompañados de tormenta, especialmente en el entorno del sistema Ibérico, es decir en el sur de Aragón, noreste de Castilla-La Mancha y norte de la Comunidad Valenciana.

Los chubascos, según explica, podrían ser localmente fuertes e ir acompañados de granizo y soplará viento de Levante intenso en el Estrecho y con rachas fuertes de alisios en Canarias.

Calor en Canarias

El lunes y el martes se superarán los 32 a 34ºC en el interior de las islas Canarias, donde tendrán calima, es decir polvo en suspensión y en el resto de la Península subirán también de forma generalizada, tanto las diurnas como las nocturnas.

"Notaremos calor", comenta Del Campo que avisa de que se superarán los 30 a 32ºC en muchas zonas del valle del Ebro, en el sur de la Comunidad de Madrid, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha y en buena parte de Andalucía, donde se superarán los 34ºC e incluso los 36 y los 38ºC en el valle del Guadalquivir.

Respecto al miércoles y el jueves ha dicho que seguirá la misma tónica de ambiente estable, en general, con cielos poco nubosos por la mañana y desarrollo de nubes de evolución diurna a partir del mediodía, que de nuevo en los entornos del Sistema, Ibérico y Pirineos pueden desembocar en chubascos tormentosos. Tampoco descarta que estos chubascos y tormentas afecten a otras zonas de montaña del centro y este de la Península.

El viento de Levante continuará soplando con intensidad y no habrá cambios y las temperaturas esos dos días descenderán ligeramente en el norte, pero seguirán sin cambios en el resto del país.

"Continuará el calor intenso de pleno verano, sobre todo en el oeste, centro y sur de la Península, y rozarán incluso los 40ºC en algunos puntos del valle del Guadalquivir", precisa Del Campo que observa que se producirán "muchas" noches tropicales, en las que las mínimas no descienden de los 20ºC en Andalucía, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha y en el litoral del Mediterráneo.

En Canarias habrá mucho calor, junto con polvo en suspensión, y superarán los 36 a 38ºC en puntos del sur de Gran, Canaria y Fuerteventura.

En definitiva, el portavoz de la AEMET estima que las temperaturas máximas estarán entre 5 y 10 grados centígrados por encima de lo normal en buena parte del oeste, centro y nordeste de la Península así como en el sur.

La anomalía térmica también estará entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en el interior de las islas Canarias. Solo se librará de estas temperaturas calurosas el litoral cantábrico, donde el miércoles y el jueves se mantendrá el ambiente fresco, con máximas entre 20 y 23ºC.

Tormentas en fin de semana

A partir del viernes es posible que se produzca un nuevo aumento de la inestabilidad que dará lugar al desarrollo de nubes de evolución en el interior de la Península, donde se producirán chubascos acompañados de tormenta, especialmente en zonas de montaña ya de las circundantes.

Las temperaturas descenderán aunque seguirá el calor, sobre todo en las cuencas del Ebro, Guadiana y Guadalquivir, aunque este calor ya será más moderado. En Canarias los termómetros marcarán lo normal para esta época del año a partir del viernes, cuando regresarán al archipiélago los vientos alisios y se recuperarán las temperaturas habituales en las islas.