Si lo que te apetece para este verano son unas vacaciones de sol y playa en el Mediterráneo fuera de España, a continuación tienes varias propuestas a buen precio, cercanas y con muchos parajes de ensueño para descansar. Aunque las playas españolas son espectaculares, es lógico que quieras salir fuera del territorio nacional este verano.

Para que desconectes con un viaje internacional y note dejes gran parte de tus ahorros en el intento, en el Mediterráneo puedes encontrar playas y destinos cercanos de precio muy asequible para tus vacaciones. Países como Turquía, Malta, Túnez, Marruecos o Grecia tienen muchos kilómetros de costa y un patrimonio histórico y cultural impresionante. Además, están cerca de España y los precios de los hoteles y las actividades turísticas, por lo general, son algo más baratos.

Malta

La isla de Malta es un popular destino turístico gracias a su clima y sus numerosos monumentos arquitectónicos e históricos. Con una población de algo menos de medio millón de habitantes, la isla tiene una de las densidades de población más altas de toda la Unión Europea.

Las playas con el agua del mar azul turquesa y su gastronomía variada son otros de los grandes atractivos de la isla. Es uno de los destinos más baratos que hay en el Mediterráneo, ya que se pueden conseguir vuelos desde los 15 euros dependiendo de la temporada. Los hoteles también son muy baratos.

Tánger (Marruecos)

Ciudad ubicada en el norte de África. Famosa por sus angostas calles y por los diferentes colores. Su oferta gastronómica es otro de los puntos a favor y los hostales y hoteles tiene un precio muy bajo, puedes hacer reservas por debajo de los 30 euros. Respecto a los vuelos, algunos aerolíneas low cost llegan a ofrecer billetes desde cinco euros por trayecto.

Faro de Cabo Espartel (Tánger, Marruecos) Aureliano (Flickr)

Estambul (Turquía)

Estambul es una de las ciudades más visitadas del mundo gracias a su ingente patrimonio histórico y cultural. Fue capital del Imperio Romano y Otomano. La histórica ciudad de Constantinopla, con sus lugares icónicos como el Cuerno de Oro y el Bósforo. Con más de 15 millones de habitantes, es la ciudad más grande de Turquía. Una ciudad entre dos mares, el del Mar de Mármara y el Mar Negro, enclavada entre dos continentes, Europa y Asia.

Algunos de los lugares que no puedes dejar de visitar son la Iglesia de Santa Sofía y la Mezquita Azul. Tampoco deberías dejar la ciudad sin recorrer el Bósforo en barco, regatear en el Gran Bazar o visitar el Palacio Topkapi.

La debilidad de la lira turca y los vaivenes de la moneda en este caso juegan a nuestro favor. Para el turista y visitante europeo los precios de los hoteles y las comidas serán más asequibles gracias a los desequilibrios económicas que el país ha experimentado en los últimos tiempos.

Túnez

Este país es una joya desconocida del norte de África. Este destinos se ha popularizado cada año gracias a sus playas mediterráneas, como las de Hammamet, Sousa y la isla de Djerba. Además de este turismo de sol y playa, Túnez también se caracteriza por el encanto de sus pueblos y ciudades.

También es un destino que destaca por su gran patrimonio arquitectónico. La zona en la que se asienta hoy Túnez ha sido poblada desde tiempos inmemoriales. Desde los cartagineses, pasando por los romanos y los vándalos, hasta los árabes han dejado su impronta en estas tierras. La proximidad del país al desierto de Sáhara también ha convertido al país en un destino ideal para disfrutar de sus oasis y dunas.

Grecia

Uno de los destinos más populares del Mediterráneo. La mayoría de los viajeros españoles que se plantean Grecia por sus playas, su mar y, por supuesto, su rico patrimonio artístico e histórico. Las opciones que ofrece el país son inmejorables. Puedes elegir entre las islas o la tierra firme.

Si te decantas por visitar Atenas, una visita obligada es la Acrópolis que se encuentra en el Partenón. Además, en la ciudad también podrás disfrutar de los museos y otros sitios arqueológicos. La capital griega también destaca por su arte callejero, lo festivales de rock o los clubes de moda.

Pero si lo que prefieres es conocer las islas griegas, una buena opción son las Cícladas. Islas paradisiacas con un mar de espléndido tono azul. Santorini es el destino más conocido. También destaca Mykonos o Milos, para aquellos que quieren evitar los destinos más saturados.