JUICIO GÜRTEL

La "conjugación" de la palabra 'cabrón' y los caprichos de la lideresa

Las referencia al macho cabrío continúan saliendo en el juicio de Gürtel. Una de las defensas hay querido este jueves dejar claro que no es lo mismo ser 'Luis el Cabrón' que 'un cabrón' o 'qué cabrón'. El presidente del Tribunal ya ha dejado claro que la cuestión caprina "tiene su importancia". Mientras, Esperanza Aguirre y sus 'caprichos' van ganando protagonismo. 

Isabel Jordán, en el juicio
Isabel Jordán, en el juicio EFE

Como el juicio de la Gürtel siga dándole vueltas al alias 'Luis el Cabrón', la vista puede terminar pareciendo un congreso de expertos en razas caprinas. Después de que Isabel Jordán citara al cornudo animal en su declaración del pasado lunes, la célebre expresión ha hecho aparición de nuevo en otras dos ocasiones. La última, en la sesión de tarde de este jueves, cuando Francisco Maroto, abogado defensor de Bárcenas, volvía a preguntarle a la ex administradora de cuatro empresas de la la trama cuándo y en qué circunstancias oyó a Francisco Correa insultar a su cliente. Sin embargo, el alarde sobre la expresión la ha hecho otro letrado, José Javier Vasallo, defensor de Álvaro Pérez, 'El Bigotes', quien en un alarde lingüístico ha "conjugado" el término para aclarar que una cosa es ser 'Luis el Cabrón' y otra muy distinta simplemente un cabrón. El Tribunal no ha interrumpido la disertación porque, como ha aclarado su presidente, el magistrado Ángel Hurtado, la cuestión "tiene su importancia". Mientras tanto, Esperanza Aguirre y los cientos de eventos que organizó para ella la trama van ganando protagonismo en la vista.

El presidente del Tribunal ha dejado claro que la adjudicación del mote 'Luis el Cabrón' "tiene mucha importancia". Bárcenas y 'El Bigotes' se juegan parte de sus condenas en ello

El abogado del ex tesorero ha dejado claro en su interrogatorio a Isabel Jordán que para la trama Gürtel cabrones hay muchos, sobre todo en la calle Génova y en el PP, y que era el insulto favorito de 'Don Vito'. También que el alarde lingüístico del líder del cabecilla incluía otros insultos como "hijo de puta" y que Bárcenas también era el destinatario del mismo. Y todo porque le cortó el grifo de los trabajos para el partido a nivel nacional. Jordán, que lleva dos días matizando sus palabras del lunes que identificaron el célebre mote con el ex tesorero, quiso dejar claro que quizá se excedió con aquella afirmación y que, realmente, lo que oyó fueron los insultos en genérico. De hecho, ha asegurado que ella desconocía que hubiera una anotación en la contabilidad B de la trama en la que se recogía una supuesta entrega de 72.000 euros al ya mítico 'Luis el Cabrón'. "No tenía información", ha despachado para alivio de un Bárcenas que se le veía relajado en el banquillo.

En ese momento, el presidente del Tribunal ha querido dejar claro que va permitir seguir hablando de machos cabríos ya que considera que "tiene su importancia" la adjudicación final del alias al ex tesorero o al empresario Luis Delso, que tendrá que venir a declarar como testigo. Un detalle que ha aprovechado el abogado de 'El Bigotes' para aclarar -y "conjugar" (sic)- las diferencias entre ser el genuino 'Luis el Cabrón', receptor de 72.000 euros de la trama Gürtel, o simplemente el destinatario de los despectivos 'Luis es un cabrón' o 'Luis, qué cabrón'. Lo dicho, un auténtico tratado sobre la raza caprina y su identificación con personas concretas. No hay que olvidar que en la adjudicación final de ese mote al ex tesorero o al empresario es importante para el propio Bárcenas y para Álvaro Pérez. Al primero, porque de evitar finalmente que le adjudique dicho sobrenombre le evitaría el delito de cohecho continuado. Al segundo, porque supuestamente fue él quien entregó el dinero al misterioso personaje, y no es lo mismo dar una 'mordida' al entonces senador 'popular' que entregar dinero a un empresario con el que asegura que tenía una deuda. En la Sala empieza ya a oler a 'hircum', que decían los latinos.

Los caprichos de Aguirre

Y mientras las disertaciones zoológicas continúan, cada vez va cogiendo más peso un personaje que no se sienta en el banquillo de los acusados. Se trata de Esperanza Aguirre, que de auto adjudicarse el papel de destapadora de la trama Gürtel ha pasado en los últimos días a ser la caprichosa presidenta de la Comunidad de Madrid que "opinaba y muchas veces" sobre los cientos de eventos que su Ejecutivo encargó para su lucimiento a las huestes de Francisco Correa. A preguntas de la abogada de Alberto López Viejo, el que fuera considerado su 'delfín' en el gobierno autonómico, Isabel Jordán ha asegurado que la 'lideresa' conocía Special Events, una de las empresas claves de la red de corrupción desde que ésta participase en las dos campañas electorales de 2003, incluida la del célebre 'Tamayazo', y que a partir de su elección como máxima responsable de la Comunidad de Madrid convirtió a la Gürtel en su 'organizadora de cabeza' para los hasta cuatro actos diarios en los que participaba.

Las preguntas de la abogada de López Viejo sugieren que el antiguo 'delfín' de Esperanza Aguirre ha decidido salpicar 'hacia arriba' para defenderse

Las preguntas de la letrada de López Viejo parecen sugerir que el político ha decidido salpicar hacia arriba para defenderse de las acusaciones por los que la Fiscalía Anticorrupción le pide 46 años de prisión. E Isabel Jordan le ha echado una mano con sus respuestas. Así, ésta aseguró que el 'kit' de atril, fondos, tarimas e iluminaciòn que se pretendía crear para uso exclusivo de Esperanza Aguirre en sus actos fue una idea del propio López Viejo para "ahorrar costes y tiempos", pero que fue imposible llevarlo a cabo precisamente "por las exigencias de la señora Aguirre". En este sentido, la que fuera administradora de cuatro empresas de la trama aseguró que la 'lideresa' cambiaba una y otra vez de idea sobre cómo debía ser la escenografía de sus eventos, uno de ellos el mismo día de Navidad, hasta convertir en una auténtica carrera de obstáculos su organización. Y todo ello con un único fin: "El posicionamiento de Esperanza Aguirre a nivel político". Lo que también ha querido dejar claro Jordán es que en los 'chanchullos' con las facturas de la Comunidad de Madrid de los que lleva tres días hablando, y de los que ha acusado a los propios funcionarios del Ejecutivo de la 'lideresa', no tuvo nada que ver López Viejo. El Tribunal estudia ahora si cita a declarar a medio centenar de cargos de la Comunidad de Madrid como pide una acusación y apoyan hasta cuatro defensas. Al final, se va a hablar más de Esperanza Aguirre que de machos cabríos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba