Actualidad

La declaración del presunto asesino de Vallecas: diez minutos para alegar defensa propia

'El Chule' ha asegurado este miércoles ante el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid que se defendió en el trascurso de la pelea en la que murió Paco; la juez ha ordenado que siga en prisión provisional

Dos policías conducen al detenido por un presunto asesinato en El Pozo (Vallecas).
Dos policías conducen al detenido por un presunto asesinato en El Pozo (Vallecas). EFE

Vestido de chaqueta de chándal roja y a paso rápido llega a la plata ocho del Juzgado de Plaza Castilla. Un guardia le sujeta las esposas y el otro le acompaña desde atrás mientras le coge del hombro. Está visiblemente nervioso. Revisa con su mirada todo el pasillo, en el que ya solo quedan periodistas. Jesús C, conocido como El Chule, ha acudido este miércoles al Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, donde ha ratificado su declaración previa, en la que alegó defensa propia. Tras diez minutos de vistilla, la magistrada ha acordado mantener la prisión provisional comunicada y sin fianza.

A El Chule se le investiga por el crimen del Pozo de Tío Raimundo, en el distrito madrileño de Puente de Vallecas. Es la segunda vez que comparece ante la Justicia, después de que el pasado 27 de marzo se entregara en la comisaría de Hortaleza, donde fue detenido como presunto autor del homicidio de Paco, un vecino de 64 años, y de otro delito de homicidio en grado de tentativa por herir a un familiar que se defendió en la pelea.

El acusado ha llegado en furgón policial a Plaza Castilla, número 1 a las 8.25 horas de este miércoles. No ha sido hasta las 13.53 horas que ha acudido ante la juez en compañía de su abogada. La vistilla, a puerta cerrada, ha durado poco más de 10 minutos.

Según fuentes cercanas a la defensa, El Chule ha ratificado su declaración ante Rosa María Freire, titular del Juzgado de Instrucción número 44 de Madrid, en la que aseguró que actuó en defensa propia. Fuentes jurídicas han asegurado que Jesús solo ha respondido a las preguntas formuladas por su representación.

A las 14.06 horas, el joven ha repetido el camino escoltado y con aún más prisa, casi a tropiezos y en silencio. 

La imagen distaba mucho de la primera declaración, en la que algunos familiares del acusado se acercaron al juzgado. Uno de ellos incluso llegó a decir en declaraciones recogidas por Europa Press que el fallecido pudo caerse y cortarse en el forcejeo de la pelea. Esta vez, ni amigos ni familiares acompañaron a El Chule.

El crimen y las protestas

Los hechos tuvieron lugar el pasado 17 de marzo. Todo comenzó con una discusión por unos perros y terminó con un fallecido y tres heridos. Tras el crimen, huyó de Puente de Vallecas y permaneció en paradero desconocido durante diez días. El Chule estuvo en busca y captura desde aquel día, cuando el Juzgado levantó el cadáver de Paco.  

Durante tres días, decenas de vecinos se manifestaron frente a su domicilio, en el que aún permanecía su familia. Mostraban su apoyo a la familia del fallecido y clamaban por la salida de la familia del presunto homicida. Algunos de los manifestantes llegaron a hacer pintadas en la casa de El Chule y provocaron destrozos en vehículos de la familia: quemaron un camión y fracturaron los cristales de otro y la luna de una furgoneta. 

El 20 de marzo la violencia se incrementó y la Policía Municipal solicitó el respaldo del Cuerpo Nacional de Policía. Hasta el lugar se acercaron agentes de la Unidad de Prevención Rápida y de la Unidad de Intervención Policial.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba