Durante su interrogatorio como acusada por el delito de enaltecimiento del terrorismo por mofarse en sus redes sociales de la muerte de Carrero Blanco, Cassandra, ha afirmado que ella solo pretendió con sus comentarios en Twitter hacer "humor absurdo", así como entrar en el debate sobre la Ley de Seguridad Ciudadana protestando por el hecho de que publicar chistes como los de Carrero Blanco sea enaltecimiento. 

"Me es irrelevante, murió hace más de 30 años antes de mi nacimiento, la época en la que vivió es totalmente diferente a la mía", ha dicho, y ha añadido que "un atentado es algo totalmente condenable y deleznable, y en ningún caso se puede justificar y yo nunca lo he hecho".

El fiscal pide 2 años y 6 meses de cárcel puesto que cree que incurrió en enaltecimiento del terrorismo, un delito por el que pide, además de la pena de prisión, una inhabilitación absoluta durante 8 años y seis meses. "ETA impulsó una política contra los coches oficiales combinada con un programa espacial", "Kissinger le regaló a Carrero Blanco un trozo de la luna, ETA le pagó el viaje a ella" o la alusión a la película "A tres metros sobre el cielo" en referencia al asesinato de Carrero, son algunos de los comentarios por los que irá a juicio.

La joven iba a ser juzgada el pasado 1 de marzo pero pidió el aplazamiento para cambiar de abogado, pues argumentó que el anterior letrado de oficio no atendía sus llamadas, le mostró su admiración a Carrero Blanco y su ideología "de corte ultraconservador" y porque pretendía basar su defensa en "demostrar que no estaba en plenas facultades mentales".