Operación Lezo

Zoido revela que Ignacio González le llamó y le pidió que tomaran un café

El ministro del Interior sostiene que el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, "no tenía ni la menor idea" de que Ignacio González estaba siendo investigado. 

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido (d), conversa con el exdirector general de la Policia Nacional y senador del PP, Ignacio Cosidó
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido (d), conversa con el exdirector general de la Policia Nacional y senador del PP, Ignacio Cosidó EFE

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha negado este martes que su número dos, José Antonio Nieto, despachara con Pablo González, hermano de Ignacio González y detenido también en la Operación Lezo, sobre la investigación contra ellos que estaba en curso. En la sesión de control al Senado celebrada este martes en el Senado, Zoido ha contestado a tres preguntas formuladas por PSOE (Francisco González Cabañas), Ciudadanos (Tomás Marcos) y Podemos (Joan Comorera).

En su intervención ha deslizado que el propio Ignacio González le llamó para "felicitarle" tras su nombramiento. Luego en los pasillos de la Cámara Alta, fuentes de Interior han apuntado que el expresidente madrileño pidió al ministro que se tomaran un café, aunque esa reunión no llegó a producirse, según han señalado las mismas fuentes. 

En la respuesta al senador socialista, el titular de Interior ha afirmado que "de esa reunión lo que me queda muy claro son dos cosas: el señor Nieto concedió una reunión a un cargo directivo de Mercasa que le felicitó por su nombramiento (como secretario de Estado de Seguridad) y "no tenía ni la menor idea" de que Ignacio González estaba siendo investigado. Así, Zoido ha recalcado que "no ha habido ninguna injerencia del Gobierno. En España la Justicia funciona", ha enfatizado.

Ante ello, González Cabañas ha señalado a Zoido que "su ministerio se parece cada vez al hotel de los líos de los hermanos Marx. Las amistades peligrosas se están convirtiendo en una constante en las relaciones sociales de los integrantes de su ministerio", ha advertido.

Para el senador socialista, resulta "extraña la casualidad que llevó a la reunión". González Cabañas ha relatado que hubo una "reunión familiar" del "clan González" después de "recibir el chivatazo de que estaban siendo investigados, y en esa reunión se habló del secretario de Estado de Seguridad", ha asegurado.

"Se acordaron de Santa Bárbara porque ya tronaba. Y días después, el señor Pablo González fue recibido por el secretario de Estado de Seguridad", ha proseguido el senador del PSOE. Y aquí se ha detenido para subrayar que al salir de la reunión, el hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid, hoy en prisión, hace una llamada en la que dice: "El encuentro ha sido muy interesante. Te lo contaré pero no por teléfono", citando la investigación del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

"¿No podía contar acaso ese saludo por teléfono? La casualidad es un desenlace, no una explicación. Y por eso seguiremos preguntando", ha rematado el senador socialista.

Zoido incide en que Pablo González pidió reunirse con Nieto "después de Reyes" y no fue recibido "hasta marzo, mes y medio antes de que produjera el desenlace de la Operación Lezo"

En su intervención, Zoido ha acusado a González Cabañas de utilizar una argumentación "populista" y ha incidido en que la petición de reunión con el secretario de Estado de Seguridad la hizo Pablo González "después de Reyes" y no fue recibido "hasta marzo, mes y medio antes de que produjera el desenlace de la Operación Lezo".

Zoido ha asegurado que el contenido de la reunión fue "el único que ha afirmado el señor Nieto". El número dos de Interior ya ha explicado que Pablo González le dijo que "estaba trabajando en los nuevos equipamientos en materia comercial que impulsa Mercasa y que dada la situación que se vive en el mundo quieren hacer un esfuerzo en la mejora de las condiciones de seguridad pasiva de los mercados". Ante ello, "se le ofrece y se le garantiza la colaboración desde la Secretaría de Estado de Seguridad, y ahí queda la reunión", ha sostenido Nieto.

"Gasolineras o reservados"

"El señor Nieto se ha reunido con luz y taquígrafos, con absoluta transparencia, porque no tiene necesidad de reunirse en gasolineras, reservados o para dar un chivatazo", ha señalado Zoido en alusión al caso del exministro socialista José Blanco y al soplo del Bar Faisán. "Cree usted que somos tan tontos, que si quisiéramos destruir pruebas o hacer las barbaridades que usted ha dicho, íbamos a reunirnos a las 9 de la mañana o intentar ocultarlo como se hacía antes", ha llegado a afirmar el ministro. 

Por su parte, Tomás Marcos, senador de Ciudadanos, ha planteado al titular de Interior: "¿Quién va a dimitir usted, señor Zoido, o el señor Catalá, o los dos?" El ministro ha vuelto sobre sus explicaciones anteriores y ha repetido que en la famosa reunión "no se habló el señor Ignacio González ni de ninguna otra investigación".

Podemos y el CNI

En su turno, el representante de Podemos Joan Comorera ha espetado a Zoido: "Si no puede o no sable gestionar su ministerio, váyase". El ministro le ha replicado que "la división de poderes, para ustedes no, pero controlar el CNI sí y que nos den los medios de comunicación. La mentira tiene las patitas muy cortas. Antes que tarde se darán cuenta del grave error en que están incurriendo", ha remachado. Comorera también ha sacado a colación el SMS -conocido este martes- con el que Ignacio González felicitó al ministro de Justicia, Rafael Catalá, por su nombramiento. "A mí también me ha felicitado gente de su partido, exministros y el señor Ignacio González, pero luego ya no he podido ni verlo", le ha contestado para terminar. El secretario de Estado de Seguridad comparecerá este viernes en el Congreso de los Diputados para dar explicaciones al respecto.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba