Brexit

Theresa May: El 'brexit' es "un momento histórico sin marcha atrás"

La primera ministra británica ha pronunciado un histórico discurso ante Westminster en el que ha anunciado que el proceso de desconexión con la Unión Europea ya ha dado comienzo.

Theresa May camino al Parlamento para informar de la activación del "brexit"
Theresa May camino al Parlamento para informar de la activación del "brexit" EFE

En un tono extremadamente conciliador con la Unión Europea, la primera ministra Theresa May se ha dirigido al Parlamento británico para anunciar que el brexitya ha sido activado y que "no hay marcha atrás". Durante su discurso ante una Cámara en la que no han faltado los abucheos y las carcajadas por parte de la oposición, May ha asegurado que su deseo es convertir al Reino Unido en un "actor global" que pueda convertirse en "el mejor amigo y vecino de los socios europeos".

De esta manera, May ha abogado por que ambos bloques "sigan siendo fuertes y capaces de defender sus intereses en todo el mundo". En cuanto al período negociador de dos años que se abre después de invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, May ha pedido "mantener la cabeza fría" y ha llamado a seguir cooperando en ámbitos como la seguridad, la lucha contra el terrorismo, la ciencia o la tecnología. Sobre el aspecto más polémico, el económico y comercial,May ha señalado que buscará "un acuerdo que beneficie a los intereses del Reino Unido y de la UE. Trabajaremos para que este acuerdo sea real". 

"Queremos un acuerdo de comercio libre, ambicioso con la UE y que dé libertad a las empresas para operar y comerciar con el mercado europeo", ha explicado. "Mañana se publicará un documento en el que estarán plasmados nuestros planes, para que todo el mundo entienda el proceso que se va a llevar a cabo", ha dicho. A pesar de haber roto su relación de 40 años con la Unión Europea, May ha apelado repetidamente a los "valores liberales y democráticos de Europa" asegurando que son "compartidos" por el Reino Unido. "Seguiremos esforzándonos por mantener una amistad entre iguales en un mundo seguro", ha recordado. 

"Queremos un acuerdo de comercio libre, ambicioso con la UE y que dé libertad a las empresas para operar en el mercado europeo"

Sobre la posición geopolítica en la que quedará el Reino Unido después de su divorcio con la UE, ha reconocido que "habrá consecuencias" para su país. "Perderemos influencia en las leyes que afectan en la UE y su economía también afectará a la nuestra", ha dicho, para reconocer después que "es un día de celebración para algunos y de decepción para otros".

En lo que se refiere al asunto de los ciudadanos europeos instalados en Reino Unido y de los británicos que residen en Europa, May ha abogado por proteger a ambos colectivos. "Queremos defender los derechos de aquellos ciudadanos de la UE que han hecho de nuestro país su hogar y de los británicos que viven en la Unión Europea", ha dicho.

Tusk recibe la carta británica.
Tusk recibe la carta británica. EFE

En clave nacional, la primera ministra británica -que tiene un frente abierto en Escocia- ha dicho ser consciente de que "el referéndum dividió el país", pero que su voluntad es seguir "reforzando la unidad" de sus cuatro naciones. "En cuanto al poder que recuperaremos, tendremos muy claro qué decisiones residirán en Westminster y cuáles en las administraciones locales. Pero se espera que todas esas administraciones puedan tomar un mayor número de decisiones como consecuencia de este proceso”, ha explicado.

"Ahora que el proceso se ha iniciado, es hora de unirnos para trabajar juntos. Juntos podemos creer en el optimismo del Reino Unido y podemos hacer que este momento histórico sea un éxito", ha concluido la premier británica. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba