Congreso de los Diputados

Homs se despide del Congreso: "Soy feliz; la voluntad de Cataluña no la van a inhabilitar"

El portavoz del PDeCAT pierde su acta de diputado por la condena que le impuso el Supremo tras juzgarle en la causa del 9-N. El ya exparlamentario asegura que se ha expulsado del Congreso a "miles y miles de catalanes", no a un representante de un partido.

Homs, en su comparecencia de despedida.
Homs, en su comparecencia de despedida. EFE

Francesc Homs ya no es diputado nacional. El hasta ahora portavoz del PDeCAT en el Congreso ha perdido su acta parlamentaria tras remitir este miércoles el Tribunal Supremo el auto de ejecución de sentencia que la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, había solicitado para cumplir con la resolución dictada por dicho órgano contra el político independentista. El Supremo condenó a Homs a trece meses de inhabilitación por desobedecer al Tribunal Constitucional al organizar la consulta del 9-N y este era el trámite que faltaba para que se le desposeyera del acta. Durante un año y un mes no podrá desempeñar cargos públicos electivos.

El político nacionalista ha comparecido en el Congreso junto a sus compañeros del PDeCAT, diputados de ERC y el portavoz del PNV, Aitor Esteban. Lo ha hecho "minutos antes" de que se hiciera oficial su retirada del Parlamento, algo que a su juicio trasciende lo personal: "Se expulsa a miles y miles de catalanes". Homs considera que su actuación como consejero de Presidencia autonómico en 2014 se ciñó a "poner urnas" y, aunque el TC le advirtió de la ilegalidad de organizar la consulta, afirma que se le condena por sus "ideas" y no como consecuencia de esa desobediencia. 

"No nos va a engañar nadie. Si fuera por incumplir una resolución del Tribunal Constitucional, Mariano Rajoy no sería presidente del Gobierno", ha manifestado. Con esta maniobra, España emite un "mensaje": "defender según qué tipo de ideas acaba teniendo consecuencias penales". "No es una consecuencia banal, ni mucho menos, es una consecuencia grave".

Ahora, Feliu Guillaumes le sustituirá en el escaño y Carles Campuzano en la portavocía parlamentaria, aunque Homs no ha querido hablar de estos detalles, que deja para una comparecencia que dará en Barcelona el próximo martes. Allí hablará de su futuro y hará un "balance más sosegado" de la situación. Lo que sí ha garantizado es que no pedirá el indulto al Gobierno central porque "sería reconocer una culpa que no tengo" y porque "hay otra cosa que se llama dignidad". Nadie del Ejecutivo se ha puesto en contacto con él tras la sentencia del Supremo: "Hace tiempo que nadie del Gobierno me dice nada".

Homs ve demostrado que en España "defender según qué tipo de ideas acaba teniendo consecuencias penales"

Pese a su retirada forzada de la política nacional, Homs se dice "feliz", "condenado, sí, pero feliz" porque todo es consecuencia, a su modo de ver, de cumplir con el mandato de los catalanes. "La voluntad que hay en Cataluña no la van a inhabilitar, ni mucho menos a condenar", ha advertido. Quien "tiene un problema" con esta condena, según su versión, es el Estado porque "no convencerá" de que está haciendo lo correcto. "Puede dar la sensación de que hoy han ganado una batalla, pero no van a imponer lo que quieren imponer". También ha criticado que se le "eche" en "medio de un pleno".

Tras Homs, han tomado la palabra los portavoces de ERC y PNV. Joan Tardá ha vuelto a manifestar "solidaridad" con el condenado, ha denunciado la "violencia judicial" de España y ha asegurado que continuarán con el desafío secesionista hasta el final. Aitor Esteban ha señalado que la sentencia tiene una motivación "política" y ha criticado que el Congreso concediera el suplicatorio para que el Supremo juzgara al portavoz del PDeCAT.

El auto de ejecución se ha remitido este miércoles por el presidente del Supremo, Carlos Lesmes, posibilitando así la aplicación de la decisión judicial y permitiendo que empiecen a contar los meses de la condena. Aunque es de trece meses, el propio Homs ha dicho que en la práctica tendrá una aplicación más prolongada, puesto que no tendrá posibilidad de recuperar su escaño hasta las próximas elecciones generales, a celebrar en teoría en 2019 o 2020. En cualquier caso, ha apuntado que la condena "no va a recrudecer nada" y el independentismo seguirá adelante con su hoja de ruta: "Somos gente pacífica, queremos votar, no somos de rencores, no tengo ningún rencor a nadie".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba