Actualidad

El colectivo LGTBI 'castiga' a Monedero y al portavoz de Facua

Juan Carlos Monedero, en el Senado
Juan Carlos Monedero, en el Senado EFE

La Asociación de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales del País Vasco, Gehitu, ha concedido su premio Hojalata 2017 al cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero y al exdiputado de este partido David Bravo por no haber apoyado las sanciones administrativas por casos de homofobia en el proyecto de ley de no discriminación hacia este colectivo. Gehitu ha galardonado también con este premio crítico a Rubén Sánchez, portavoz de Facua .

"Los tres, con sus discursos pretendidamente buenistas, pero sin ofrecer propuestas alternativas, ni haber mostrado mayor interés en propiciarlas, han contribuido a mantener abonado el terreno para que sigan prodigándose los comportamientos y agresiones físicas y verbales que el colectivo LGTBI padece a diario", destaca esta asociación en un comunicado.

En esta nota anuncia además la concesión de su premio Gehitu de Plata a la Facultad de Derecho de la Universidad del País Vasco "por su decidido apoyo en la defensa de los derechos LGTB "tanto en Euskadi como en el extranjero.

"No haberla leído"

En el lado opuesto sitúa a los distinguidos con el Gehitu de Hojalata. A Monedero le reprocha que, después de sus tuits "descalificando" la propuesta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales (FELGTB), que registró formalmente Podemos en el Congreso, "reconoció no haberla leído, sino solo hojeado por encima".

Gehitu afirma que "nadie tenía en mente ni pretendía aplicar una censura preventiva como fórmula de protección al colectivo ante cualquier 'opinión' contraria".

"Si no estuviéramos hablando de orientación afectivo-sexual y de identidad de género, sino de machismo o racismo ¿también se atreverían a afirmar que, por ejemplo, publicar un libro o editar un manual en YouTube titulado 'Cómo pegarle a tu mujer sin dejarle moratones', o 'cómo expulsar de tu comunidad a los negros y moros que viven en el piso de abajo', constituyen un ejercicio legítimo de la libertad de expresión?", se pregunta.

La posibilidad de imponer multas en casos de "LGTBfobia" siempre que no constituyeran ilícito penal, llevó a Bravo, entonces exdiputado por Almería, a abandonar Podemos.

Monedero dijo, por su parte en un tuit, que la homofobia no se derrotaba censurándola y que Podemos debía ser "el partido más garantista" de la libertad de expresión.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba