POLÍTICA

Podemos rescata el 'no a la guerra' y se desmarca de la OTAN en el conflicto sirio

El partido de Iglesias pone a Trump en la diana y critica el bombardeo estadounidense contra instalaciones del régimen Al Assad después del ataque químico sufrido por civiles.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en una protesta en la calle.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en una protesta en la calle. Podemos vía Flickr

La respuesta de la Armada de Estados Unidos contra instalaciones del régimen sirio de Bashar al Asad, después del ataque químico sufrido por la población civil, ha sido plenamente rechazada por Podemos. Ha sido la única de las cuatro principales fuerzas parlamentarias en España que se ha desmarcado de la OTAN en el apoyo de la alianza a esta operación. Desde la dirección de Pablo Iglesias esgrimen que esta "intervención de (Donald) Trump", personalizando así en la figura del presidente estadounidense, se hizo sin la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU. Y subrayan que ello no supone sino "alejar la paz y la seguridad en Siria", fomentar la "escala militar" o "alimentar la espiral de violencia indescriptible".

En concreto, fue el secretario de Internacional de Podemos, Pablo Bustinduy, quien señaló que "la dirección que hay que tomar es justamente la contraria. Tenemos que impulsar el marco de negociaciones para favorecer una salida del conflicto en el marco de las Naciones Unidas y de la resolución 2254 (del Consejo de Seguridad de la ONU)". La cuestión está en que tal resolución prevé que la ONU actúe como mediador en las conversaciones de paz entre el Gobierno y la oposición, algo que viene siendo imposible por el veto de Rusia -miembro permanente del Consejo de Seguridad- a cualquier condena de actos abominables que perjudique al régimen de Bashar al Asad.

Lo explicó meridianamente la presidenta de la Comisión Mixta de la UE y diputada del PSOE, Soraya Rodríguez, que si bien insistió en que hubiera sido "deseable" que no hubiese tenido lugar una intervención unilateral de Estados Unidos y sí coordinada con la comunidad internacional, señaló que hasta la fecha ésta ha sido incapaz de dar una respuesta consensuada. Así, subrayó que la ONU no ha podido condenar, hasta en siete ocasiones, ataques contra la población civil, básicamente porque Rusia, a veces acompañada de China, ha actuado imponiendo su veto como aliada del régimen sirio.

La OTAN condenó el uso continuado de armas químicas por parte de Siria como "una clara violación de las normas internacionales" y remarcó que algo así "no puede quedar sin respuesta". Por su parte, la Unión Europea también dio su visto bueno a la operación estadounidense, considerándola "una determinación necesaria contra los bárbaros ataques químicos", dentro de obligación de "acabar la brutalidad en Siria". Y el Gobierno español ha calificado de "medida y proporcionada" la operación contra una base aérea siria fundamentalmente porque se produce a raíz de "un hecho diferencial muy importante, que es el uso de armas químicas contra la población. Eso constituye un crimen de guerra", enfatizó el Ejecutivo. 

La ONU no ha podido condenar, hasta en siete ocasiones por el veto de Rusia, ataques del régimen sirio contra la población civil, recuerda la diputada Soraya Rodríguez (PSOE)

Además de desmarcarse de la OTAN, alianza a la que no renuncia en su programa electoral, pese a su discurso antimilitarista, Podemos señaló al Gobierno central y la Junta de Andalucía a través de tres portavoces: el propio Bustinduy, la jefa del grupo parlamentario en el Congreso, Irene Montero, y la líder de la delegación andaluza, Teresa Rodríguez. Los dos primeros pidieron explicaciones al Gobierno, y Rodríguez hizo lo propio a Susana Díaz, por la participación en dicha intervención de dos portaaviones de Estados Unidos que tiene su sede en la base de Rota (Cádiz). El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, explicó que tales buques hacía días que ya se encontraban patrullando frente a las costas de Israel. Además, reiteró que EEUU avisó con tiempo a la OTAN, organismo al que pertenece España, de que iba a producirse tal operación.

Primer zapaterismo

No obstante, Podemos volverá a poner el foco aquí en su actividad parlamentaria. De momento, su grupo en el Senado ya solicitó este viernes la comparecencia de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Todo en un día en el que las brigadas moradas recuperaron en las redes sociales el No a la guerra del primer zapaterismo y en el que Bustinduy y el eurodiputado Miguel Urbán presentaron un encuentro europeo "contra el populismo xenófobo y el neoliberalismo" para el próximo 22 de abril en Madrid. Esta última iniciativa, bajo el lema Puentes, no muros, está siendo difundida por el partido de Iglesias como "el primer acto anti-Trump en el Estado español". La ofensiva de Podemos contra el Universo Trump no ha hecho más que empezar.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba