POLÍTICA

Podemos planea una moción de censura a Rajoy sin el apoyo del PSOE

El partido de Pablo Iglesias sopesa utilizar este mecanismo independientemente de que sea respaldado por el nuevo secretario general del PSOE. Su presentación llegaría, según fuentes internas, en caso de que el Gobierno no lograra aprobar los Presupuestos de 2017.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

La posibilidad de que Podemos apoye una moción de censura al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, fue puesta sobre la mesa por el propio partido el pasado lunes. Lo hizo su secretario de Organización, Pablo Echenique, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de la Ejecutiva morada. La intención, según dijo el co-portavoz, es ejecutar tal empresa de la mano del PSOE, que sería quien presentara al candidato a La Moncloa por ser el partido que "más diputados pondría".

Sin embargo, los mensajes que han llegado sotto voce desde las filas socialistas, tanto del aparato como del entorno de Pedro Sánchez y Patxi López, no son nada halagüeños, como ha avanzado este diario. Es por ello por lo que la formación de Pablo Iglesias, según ha podido saber Vozpópuli de fuentes internas, ya se plantea presentar ella misma dicha moción de censura, con independiencia de lo que hagan los socialistas una vez acabe el mandato de la Gestora que dirige Javier Fernández.

Las mismas fuentes apuntan que el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea presentaría tal iniciativa en caso de que el Ejecutivo popular no lograra aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 en los próximos meses. O bien si finalmente, tal y como se ha llegado a escuchar en círculos gubernamentales, la Administración Rajoy declinase llevar las cuentas al Congreso en esta primavera y optase por hacerlo a la vuelta del verano, entrando a negociar ya los Presupuestos de 2018. Y es que en el PP están muy pendientes de los cambios que puedan producirse en el seno del Partido Socialista, que elegirá a su líder entre los meses de mayo (primarias) y junio (Congreso Federal).

"No hay nada que perder", sostienen fuentes de Podemos, que restan importancia y trascendencia al hecho de que la moción sea tumbada

La moción de censura es una de las dos fórmulas que contempla la Constitución (la otra es la cuestión de confianza) para provocar la caída del Gobierno. Sin embargo, aquí, según las fuentes citadas, la idea de Podemos no pasaría por perseguir tal destitución, algo imposible puesto que el PSOE nunca apoyaría a un candidato de Podemos, sino por reprochar al jefe de Gobierno, en una sesión plenaria de gran visibilidad, que sea "incapaz de aprobar las cuentas estatales" y que haya recurrido a la prórroga "para aplicar recortes de forma encubierta". Sería, por tanto, una operación de desgaste.

"Hay números para una moción de censura constructiva y en la cual haya un candidato del partido que más diputados pone, que sería el PSOE, y que sería el que debería tomar la iniciativa. Si no lo hace, ya veríamos qué hacemos. Pero lo esperable es que la iniciativa fuera suya", comentó Pablo Echenique el lunes, anteponiendo la firma de una serie de "condiciones programáticas" a cualquier paso en este sentido. Ahora, según el relato de las fuentes internas consultadas, se puede decir que entre las opciones que baraja la cúpula morada, en el supuesto de que el nuevo líder del PSOE les dé largas, está la de presentar una moción de censura por su cuenta.

"No hay nada que perder", sostienen las fuentes citadas, que restan importancia y trascendencia al hecho de que la moción (requiere mayoría absoluta) sea tumbada. "Lo principal, denunciar las prácticas de un Gobierno que está matando el crecimiento económico, se habría conseguido", añaden las mismas fuentes. El artículo 113 de la Constitución establece que la moción de censura deberá ser propuesta al menos por "la décima parte de los diputados, y habrá de incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno". El grupo de Unidos Podemos-En Comú-En Marea (67 miembros) cuenta con parlamentarios suficientes para su registro al superar ese diez por ciento de representantes de la Cámara (35 de 350 actas).

"Carácter testimonial"

Respecto a la exigencia de proponer un candidato, ello no sería "ningún impedimento", indican las mismas fuentes, pues tendría un "mero carácter testimonial". Y tampoco supondría contratiempo alguno el hecho de que, según la Carta Maga, "si la moción de censura no fuere aprobada por el Congreso, sus signatarios no podrán presentar otra durante el mismo período de sesiones". En Podemos saben que tiene en su mano mecanismos parlamentarios para estrechar el cerco sobre la figura de Rajoy, más allá del día a día en el Congreso, y están dispuestos a aprovecharlos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba