Actualidad

Un sindicato policial denuncia discrepancias entre la Guardia Civil y la Policía en la localización de Marta del Castillo

Piden una "pieza separada" con investigadores para llamar a nuevos testigos en la búsqueda de Marta del Castillo.

Los buzos en la tercera jornada de búsqueda de Marta del Castillo.
Los buzos en la tercera jornada de búsqueda de Marta del Castillo. EFE

El Observatorio de la Ciudadanía contra la Corrupción, una asociación en la que militan varios policías, ha pedido que se abra una pieza separada y se nombre a un grupo de investigadores para que localice, "tras los constantes patinazos", el cadáver de Marta del Castillo.

Este grupo, cuyo portavoz es el antiguo representante del SUP José Manuel Sánchez Fornet, considera que "procedería nombrar un grupo de investigadores para analizar todas las declaraciones y pruebas del caso, con autorización del juez y sobre la base legal de la pieza separada proceder a una revisión de pruebas, declaraciones, testigos o presuntos implicados, que deben ser llamados a declarar, interrogados, buscar contradicciones y líneas de investigación que conduzcan a la localización del cuerpo". 

La pasada semana concluyó la búsqueda de Marta en la zona de la dársena del río Guadalquivir, entre los puentes del Alamilllo y la Barqueta. Estos trabajos se hicieron tras considerar que al estar cerca de la casa de la joven los asesinos podrían haber tirado el cuerpo a esta zona.

Fornet señala que existen tres testimonios de personas de Sevilla que vieron en la zona cercana a la dársena y al puente de la Barqueta a dos personas empujando una silla de ruedas con un bulto la madrugada del asesinato de Marta.

Fornet reclama que se vuelva a llamar al militar que acudió en un primer momento a declarar y que lo hizo ante la Guardia Civil, por lo que no ha sido convocado por la Policía. 

Una de estas personas reconoció también a un tercer implicado en el crimen que se acercó a los dos que empujaban la silla en una motocicleta. El observatorio señala que "estas tres declaraciones son el único indicio sólido respecto al lugar donde pudieron ocultar el cuerpo de la menor".

Consideran que "restringir la búsqueda del cuerpo exclusivamente a la zona entre los puentes del Alamillo y la Barqueta por el simple hecho de que es la zona más cercana a la vivienda donde la asesinaron no soporta el menor análisis riguroso en una investigación de un hecho tan grave".

Fornet cree que deberían emplearse los radares del servicio de la Armada, bien con los del equipo GEAS de la Guardia Civil, para ampliar la búsqueda en la dársena del Guadalquivir más allá de la zona que se ha rastreado.

Esta asociación se lamenta de que "el Estado y sus cuerpos de funcionarios, en la Justicia y la Policía, no han sido capaces de dar respuesta a la familia de la joven asesinada". Citan "el cúmulo de errores, negligencias y circunstancias que hicieron que este caso naciera ya torcido" e insisten en que lo importante es no dar por cerrada la investigación sin hacer todo lo legal y humanamente posible para encontrar el cuerpo de la niña. 

Tampoco entiende el Observatorio que "se haya descartado sin razonar contra los argumentos que expone el policía jubilado que señala, con cierta lógica, que hubo un error en la señalización de la carretera por la que Miguel Carcaño siguió el coche de su hermano, una noche de invierno y lluvia, y que confundió la carretera de La Algaba con la de la Rinconada". 

Críticas a la descoordinación

Por otra parte, la Agrupación Reformista de Policías (ARP), un nuevo sindicato, dijo que son lamentables "las discrepancias públicas que se están produciendo entre la Policía y la Guardia Civil en las actuaciones que deben llevarse a cabo en la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo".

Recuerdan que la competencia territorial en este asunto, según la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, es de la Policía Nacional y que los GEO de la Policía Nacional están suficientemente capacitados para realizar esa búsqueda. "Si la zona a rastrear fuese en el mar o en cuevas submarinas –añaden- serían los guardias civiles de las GEAS los más capacitados para hacerlo, pero esa no es la situación". La ARP señala que "la colaboración entre Policía Nacional y Guardia Civil dista mucho de la realidad por culpa de mandos y responsables políticos preocupados más de sus posibles éxitos y recompensas que del mejor desarrollo de un servicio a la ciudadanía".

El sindicato recuerda que el sábado 18 mientras los buques de la Armada rastreaban el río, el helicóptero de la Guardia Civil pasó dos veces en vuelo casi rasante sobre las aguas buscando el cadáver.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba