PRESUPUESTOS 2017

Interior duplica el gasto en imanes para combatir el yihadismo en las cárceles

La Comisión Islámica de España había reclamado a Instituciones Penitenciarias más recursos para poder cubrir los desplazamientos de los clérigos a las prisiones. El Gobierno enmarca este incremento presupuestario en su plan de desradicalización.

Imagen de archivo del interior de una cárcel española.
Imagen de archivo del interior de una cárcel española. Gtres

El Gobierno ha duplicado en su proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017, recién remitidos a las Cortes para su tramitación parlamentaria, la partida destinada a cubrir el rezo musulmán en las cárceles españolas. En concreto, el Ministerio del Interior ha destinado 18.000 euros a la Comisión Islámica de España (CIE) para "la atención del culto en centros penitenciarios". Una cifra que duplica el importe (9.000 euros) asignado en las cuentas de 2016, actualmente prorrogadas.

Este incremento se produce después de que la Comisión Islámica de España reclamara al Ejecutivo más recursos económicos para poder sufragar los desplazamientos de los imanes a las prisiones. El pasado diciembre, el presidente de la CIE, Riay Tatary, mantuvo una reunión con el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, donde le planteó que la ayuda del Ministerio del Interior no llega para costear los viajes de los imanes a las cárceles, generalmente ubicadas en el extrarradio de las ciudades. "Ni siquiera les da para la gasolina", declaró Tatary a Ep.

Sin embargo, fuentes del Ministerio del Interior enmarcan este aumento presupuestario dentro del plan de desradicalización puesto en marcha el pasado octubre. El departamento que dirige Juan Ignacio Zoido lanzó entonces el llamado proyecto Saladino, un programa consistente en contar con la colaboración de imanes moderados para combatir el reclutamiento de yihadistas en las cárceles. Una actuación fundamental -y pionera en Europa- puesto que a un buen número de prisiones españolas no acude ningún imán a prestar asistencia religiosa o dirigir el rezo, sino que son los propios reclusos, vinculados a redes integristas de captación, los que asumen ese papel y se ofrecen a resolver las dudas de otros presos.

Según los últimos datos estadísticos, España cuenta con 16 imanes penitenciarios formados específicamente en asistencia religiosa. Pero la intención de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatary, es conseguir que los trámites burocráticos para estos nombramientos se agilicen y poder así dar una cobertura mayor. "En todas las provincias tenemos una cárcel o más, lo que queremos es cubrir al máximo", señaló Tatary.

Cerca de 250 reclusos musulmanes han sido ya incluidos en ficheros especiales por su extremismo religioso

Actualmente, la población musulmana en España ronda los dos millones y cuenta con 1.400 centros de culto, de los que en torno a 80 (un 6%) están considerado por expertos de la lucha antiterrorista como lugares en los que se profesan mensajes radicales. De esos dos millones de musulmanes, son alrededor de 7.000 las personas de dicha confesión religiosa que se encuentran privadas de libertad en prisiones del Ministerio del Interior. De esta cifra, los mismos expertos calculan que cientos de ellos pueden ser captados por militantes yihadistas. Cerca de 250 reclusos han sido ya incluidos en ficheros especiales por su extremismo religioso.

El proyecto Saladino se denomina administrativamente 'Programa de Intervención y Tratamiento de Procesos de Radicalización Religiosa' y viene recogido en la circular interna 02/2016 que el secretario general de Instituciones Penitenciarias firmó el pasado 25 de octubre. El plan pivota sobre dos intervenciones: la de "internos de apoyo musulmanes", que son colaboradores de Instituciones Penitenciarias, y la de esos "imanes moderados" propuestos por la Comisión Islámica Española y examinados por Instituciones Penitenciarias. Con ambas figuras, Interior persigue desvincular a los reclusos musulmanes de prácticas integristas.

"Ideologías excluyentes"

La circular, consultada por este diario, señala que Prisiones "facilitará la labor de imanes moderados que puedan contrarrestar la desviación en la interpretación y vivencia de textos sagrados". Ahora, habrá más dotación presupuestaria, el doble, para que esos clérigos moderados puedan ejercer tal función en mejores condiciones.

"Dada la interiorización fanática de la religión que realizan todos estos internos relacionados con el extremismo islamista, se promoverá una interpretación moderada alejada de perspectivas extremistas, evitando, en todo caso, la criminalización de prácticas religiosas perfectamente legítimas. Para ello, se contará con la co-ayuda de Imanes moderados (...) y se facilitará el aprendizaje del español, la integración cultural, así como la mejora en el nivel educativo", añade la circular.

Además, Instituciones Penitencias advierte de que "las relaciones sociales que se generan y mantienen en las prisiones pueden convertirse en mecanismos que permiten la entrada en contacto de algunos internos con militantes radicales islámicos, lo que puede conducir al contagio y fortalecimiento de valores islamistas radicales, así como de ideologías excluyentes de marcado carácter extremista".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba