TERRORISMO

Incautados 20.000 kilos de hachís destinados a financiar a grupos yihadistas

La Guardia Civil ha intervenido 20.000 kilos de hachís en un buque con destino Libia que iban a ser destinado a la financiación de grupos yihadistas.

Droga incautada a bordo del buque Marti M.
Droga incautada a bordo del buque Marti M. Guardia Civil.

Unidades especiales de intervención de la Guardia Civil abordaron días atrás el buque de bandera panameña Marti N cuando navegaba por el Mediterráneo con rumbo a Libia con 19.600 kilos de hachís camuflados en un cargamento de madera, una de las mayores aprehensiones de este tipo de droga. Los investigadores sospechan que el buque era gestionado por una red que, mediante el tráfico de drogas, financiaba la compra de armas destinadas a grupos terroristas yihadistas asentados en países de la cuenca mediterránea orienta. Tras la inspección del buque se procedió a su traslado al puerto de Almería y se detuvo a los doce tripulantes, once ucranianos y uno natural de Uzbekistan. Los investigadores han constatado la apertura de una nueva ruta de tráfico de drogas, tanto de hachís como de cocaína, a través por el Mediterráneo Oriental con destino final Siria, Libia y Egipto, parte de cuyos beneficios se sospecha que iban destinados a financiar actividades terrorista.

El buque Marti N, al igual que otros intervenidos con estupefacientes en el Mediterráneo, se hallaba incurso en una operación policial internacional bajo la coordinación de Europol, que en los últimos años y en distintas fases ha intervenido siete buques de gran calado, cinco de los cuales transportaban cerca de 100.000 kilos de hachís, y dos más, en este caso abordados en Grecia, con un cargamento de 11.400 armas largas, 1.070.000 cartuchos y 10 toneladas de nitrato amónico para la fabricación de explosivos cuyo destino final era la ciudad Libia de Misrata, uno de los bastiones del Estado Islámico (EI).

La investigación ha permitido descubrir que esta organización trasladaba también hachís a través de una ruta terrestre que partía del Sahel (Marruecos), atravesaba Mauritania, Mali y Nigeria y terminaba en Libia, donde se llevaba a cabo la distribución de la droga. Esta vía terrestre ha sido también desmantelada en colaboración con la policía marroquí. En septiembre del año pasado se intervinieron cerca de 10.000 kilos de hachís camuflados entre rodillos de plástico destinados a la agricultura a bordo de un camión que se dirigía de Mauritania desde Marruecos. Como continuación de esta operación se incautaron otros 13.000 kilos de la misma droga oculta entre bloques de mármol, en un caso, y entre pulpo congelado, en otro. Una variante de esta ruta discurría también por España, donde en marzo y abril pasado se incautaron dos camiones con cerca de mil kilos de hachís. En estas operaciones fueron detenidas 26 personas y se intervino importante documentación sobre la organización.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba