Guerra en Podemos

Iglesias avanza que relegará a Errejón como 'número dos' tras Vistalegre

El líder de Podemos señala en 'Cuatro' que la secretaría general, la Política -ocupada por el portavoz parlamentario- y la de Organización han acumulado demasiado poder. Sostiene que tal protagonismo debe estar ahora "más repartido" con otros miembros de la dirección.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. Flickr Podemos

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha avanzado este lunes que si su proyecto sale ganador de Vistalegre II, relegará al actual número dos y portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, a una responsabilidad menor en la formación. Así lo ha declarado en una entrevista en Las Mañanas de Cuatro al ser preguntado sobre si está dispuesto a ceder poder como secretario general, tal y como le reclaman errejonistas y anticapitalistas. Iglesias se ha mostrado abierto a "revisar" sus funciones, pero "también -ha continuado- las de otros dirigentes de Podemos". Así, ha recalcado que en estos dos años desde Vistalegre II se han formado "tres secretarías muy poderosas, la general, la Política (que es la que ocupa Errejón) y la de Organización (ejercida por Pablo Echenique)" y, en su opinión, "es bueno que las tres repartan más el poder" y el protagonismo entre el resto de secretarías del Comité de Coordinación.

De esta manera, aunque el líder morado ha dejado claro que quiere que Errejón y el eurodiputado Miguel Urbán, de Anticapitalistas, "estén a mi lado", el peso del secretario Político, si vence el proyecto de Iglesias, ya nunca será el mismo que hasta ahora. Además, el documento organizativo de los oficialistas, Mandar Obedeciendo, conocido este lunes, corrige que el secretario general elija a su propia Ejecutiva (el Consejo de Coordinación) y deja en manos del Consejo Ciudadano el nombramiento de tales secretarías, con lo que el futuro de Errejón como secretario Político se complica todavía más.

Junto a ello, Iglesias, que ve "muy difícil de calcular" el porcentaje de posibilidad de acuerdo con Errejón que hay en este momento, ha asegurado que si al final "vamos en listas separadas" y el secretario Político gana, "yo trabajaría a su lado" y "ocuparía una posición más discreta". Sin embargo, Errejón no tiene previsto disputar el liderazgo a Iglesias y sólo quiere debatir la estrategia política y el modelo organizativo del partido. No obstante, el secretario general ha insistido en que tratará de buscar un acuerdo para que no haya listas separadas a la dirección. El plazo expira el 1 de febrero.

Pese a estas palabras, el documento organizativo de los pablistas también revela que Iglesias se niega a renunciar a una competencia clave, la posibilidad de convocar a las bases sobre una decisión de especial trascendencia política cuando él lo estime oportuno. Este recurso, que ya ha empleado el líder morado en varias ocasiones, fue el plan esgrimido siempre por el exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez para quitarse la presión de los entonces críticos, hoy al frente de la Gestora, que siempre le afearon estas "amenazas".

Así, según consta en el documento organizativo que acaban de publicar los pablistas de cara a Vistalegre II (el plazo de registro expiró este domingo), Iglesias se enroca para no ceder su poder de llamar a la militancia a 'consultas a la carta'. Tanto los afines a Íñigo Errejón, número dos del partido, agrupados en el equipo 'Recuperar la ilusión', como los anticapitalistas, 'Podemos en Movimiento', han suprimido esta competencia del secretario general en sus respectivos documentos organizativos en pro de una mayor democracia interna en la dirección del partido.

Iglesias afirma que si Errejón le disputa finalmente el liderazgo y sale derrotado, él pasaría a ocupar "una posición más discreta"

En concreto, el texto de los oficialistas, 'Podemos para Todas', señala que los inscritos podrá ser llamados "en forma de Asamblea Ciudadana permanente para decidir, con carácter vinculante, sobre elementos de gran relevancia política, por decisión de la Secretaría General, la mayoría simple del Consejo Ciudadano, un diez por ciento (10%) de las personas inscritas en Podemos, o un veinte por ciento (20%) de los Círculos activos". De este modo, Iglesias y los suyos quieren que los Estatutos vigentes siguen igual en este punto. 

Por su parte, los errejonistas limitan esta facultad al 10 % del "censo activo" (no basta con "inscritos" como plantean los pablistas) o el 15% de los Círculos activos. Además, señalan que, para la celebración de cualquier consulta ciudadana, el Consejo Ciudadano estatal aprobará por mayoría simple un calendario, un reglamento y designará un Equipo Técnico encargado del desarrollo del mismo.  Así mismo, la propuesta de 'Recuperar la ilusión" dice que e todo momento deberán ser respetados los "principios organizativos contenidos en estos estatutos y la Comisión de Garantías será la garante del cumplimiento de los mismos".

En el ámbito electoral

También ponen como condición que se convoque a la militancia "para dirimir cualquier pacto pre o post electoral". La última consulta impulsada por Iglesias ha tenido un objeto bien diferente al ámbito electoral, ya que ha sido sobre las reglas de juego para Vistalegre II. Una decisión que ha sido cuestionada tanto por Errejón como por la cofundadora del partido, Carolina Bescansa, que ha situado aquí el punto de inflexión del actual clima de enfrentamiento entre las distintas corrientes del partido.

Los anticapitalistas también despojan al coordinador de la potestad para convocar esta modalidad de referéndum y establecen que sólo sea acordado por una "mayoría simple del Consejo Ciudadano estatal, una mayoría absoluta del Consejo de Coordinación; un 5% de los inscritos activos en Podemos o un 20% de los círculos activos".

Cede en los revocatorios

Por otro lado, donde Iglesias sí ha cedido finalmente ha sido en su poder actual para convocar consultas revocatorias de un "cargo orgánico o público", algo temido por los errejonistas ante posibles purgas de diputados tras Vistalegre. Si bien el pasado viernes Iglesias insistió en la necesidad de fijar un mecanismo para garantizar que los cargos electos "se sometan a la voluntad de los inscritos", el documento final apenas ha recogido variaciones con respecto a los Estatutos vigentes. Es más, los pablistas incluso han eliminado que los revocatorios los pueda convocar el secretario general, como rechazaban los errejonistas.

El texto de 'Podemos para Todas' dice aquí que las decisiones de la Asamblea Ciudadana podrán tener carácter de "consulta revocatoria transcurrido un plazo de dieciocho meses desde la elección" de la persona u órgano a revocar. En este caso, la consulta se podrá activar, según la propuesta oficialista, por la decisión de un veinte por ciento (20%) de las personas inscritas en Podemos, un veinticinco por ciento (25%) de los Círculos activos, o mayoría absoluta del Consejo Ciudadano.

'Podemos Para Todas' Documento Organizativo by Segundo on Scribd



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba