PODEMOS Iglesias y su difícil trato con los medios: cinco jefes de prensa en solo tres años

El líder de Podemos ha sido siempre él mismo su verdadero responsable de prensa. De aquí provienen muchos de los males que ahora salen a la luz. Él intimidaba directamente a los periodistas, según se desprende de la denuncia de la APM.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. Podemos vía Flickr

El comunicado que la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) difundió el pasado lunes sobre supuestas amenazas y presiones de la cúpula de Podemos a un grupo de periodistas parte de la relación de estos políticos con los denunciantes. Y es que tanto Pablo Iglesias como sus principales colaboradores no han dudado en dirigirse a título personal a aquellos comunicadores que podían resultar incómodos.

Pese a su condición de líder del partido, Iglesias también bajó al barro, siendo siempre él mismo su verdadero responsable de prensa. De aquí provienen muchos de los males que ahora salen a la luz. Él intimidaba directamente a los periodistas, según se desprende de la denuncia de la APM. Tan celoso de su espacio, el tertuliano y presentador de Fort Apache ha ido teniendo distintos asesores de prensa en Podemos desde 2014. Son ya cinco los que han pasado por su lado en solo tres años.

En el germen de Podemos allá por enero de 2014 y hasta las elecciones europeas de mayo de aquel año, fue Luis Alegre quien acompañó a Iglesias en sus primeros pasos como político profesional, encargándose de la relación con los medios de comunicación. Pero tras los comicios del exitoso debut, Iglesias puso rumbo a Bruselas y Alegre, uno de los promotores de la nueva organización, se quedó en Madrid continuando con la puesta en marcha del partido.

El que luego sería líder de la formación en la Comunidad de Madrid se desmarcó el pasado 5 de febrero, a una semana de la Asamblea de Vistalegre II, con un artículo publicado en eldiario.es donde afirmaba que el entorno de Pablo Iglesias "va a acabar con él y con Podemos". "El actual equipo de Pablo Iglesias (que no conserva ya ni a una sola de las personas que le hemos acompañado desde el principio) entró en Podemos con un objetivo que solo podía conducir a la destrucción del proyecto. Entraron tarde y entraron mal, con la intención de excluir a todos los que no formaran parte de su pandilla. No son más de 4 ó 5 personas, pero suficientes para dar al traste con todo", señaló Alegre. Todo un aviso.

Luis Alegre apuntó el pasado febrero a cinco colaboradores de Iglesias capaces de "dar al traste con todo"

No es casualidad que esas cinco personas puedan ser las mismas que han provocado la denuncia de los periodistas intimidados. Según fuentes conocedoras de la petición de amparo a la APM, sobre la mesa estarían, además de Iglesias, los nombres de Irene Montero, Rafael Mayoral, Pablo Echenique, Juan Manuel del Olmo y Juan Carlos Monedero.

Cuando Iglesias aterrizó en Bruselas, le acompañó como responsable de prensa Juan Suárez. Además, tuvo como asistente personal a Dina Bousselham, que no solo llevaba su agenda y le ayudaba con el trabajo de despacho, sino que también le asesoraba con la prensa. Con estos colaboradores llegó a Vistalegre I en octubre de 2014, donde se convirtió en secretario general de Podemos. De aquella época es, por ejemplo, la polémica de la entrevista que Iglesias canceló con Un tiempo nuevo (Mediaset) tras estallar el caso de la beca de Íñigo Errejón. Suárez tuvo que lidiar con aquella renuncia.

El equipo que más duró

Este asesor estuvo en Bruselas hasta la primavera de 2015, momento en que Iglesias quiso montar un equipo propio en torno a la secretaría general. Con la vista puesta en los comicios municipales y autonómicos de mayo, el líder de Podemos pasó a tener una jefa de prensa personal, Laura Casielles, que también era integrante del Consejo Ciudadano estatal. Entre ella y Bousselham, instalada en Bruselas, llevaron la comunicación de Iglesias hasta que el europarlamentario dejó el escaño en octubre de 2015 para preparar las elecciones generales del 20-D. Casielles es la asistente de prensa que más tiempo ha permanecido al lado del dirigente morado. Esta poeta e Irene Montero, como jefa de gabinete, formaron un tándem y fueron su sombra durante un año y medio. 

Sin embargo, desde el pasado otoño el trabajo de Casielles pasó a ser el de coordinadora de prensa de Podemos en el Congreso de los Diputados, cargo que ostenta en la actualidad. En plena batalla estratégica con los errejonistas, Iglesias fichó como nueva asistente personal de comunicación a María del Vigo, procedente de la cooperativa Agencia Diso Press. Del Vigo le sigue acompañando ahora mismo tras salir victorioso de Vistalegre II frente a la apuesta moderada del exsecretario Político, Íñigo Errejón. Cinco asistentes de prensa en solo tres años.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba