cupo vasco Gobierno central y vasco cierran acuerdo sobre el Cupo

Los gobiernos central y vasco han logrado un acuerdo sobre el Cupo, con lo que se desbloquean las negociaciones en torno a este asunto tras diez años de encontronazos entre ambas administraciones.El Gobierno central pagará al vasco 1.400 millones tras resolver las "discrepancias" en el cálculo del Cupo desde 2007 y Euskadi pagará este año al Estado 1.300 millones, aunque una vez descontados 344 millones correspondientes a las políticas activas de empleo, abonará 956.

Gobierno central y vasco cierran acuerdo sobre el Cupo
Gobierno central y vasco cierran acuerdo sobre el Cupo

Los gobiernos central y vasco han logrado un acuerdo sobre el Cupo, con lo que se desbloquean las negociaciones en torno a este asunto tras diez años de encontronazos entre ambas administraciones.

El Gobierno central pagará al vasco 1.400 millones tras resolver las "discrepancias" en el cálculo del Cupo desde 2007 y Euskadi pagará este año al Estado 1.300 millones, aunque una vez descontados 344 millones correspondientes a las políticas activas de empleo, abonará 956.El consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha comparecido hoy ante los periodistas en Vitoria para detallar el acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos, con el que se pone fin a diez años de encontronazos entre las dos administraciones.Ese "Cupo provisional" de 956 millones servirá de base para calcular el dinero que el País Vasco pagará durante los próximos cinco años al Estado por las competencias no transferidas, como Defensa, Asuntos Exteriores e infraestructuras como puertos y aeropuertos

El acuerdo se ha formalizado el mismo día en el que comienza el debate en el Congreso de las enmiendas a la totalidad al proyecto de presupuestos del Estado para 2017, pendiente de un posible pacto entre el Ejecutivo de Mariano Rajoy y el PNV que salvaría este trámite de las cuentas públicas gracias a los 5 votos de los nacionalistas vascos.

los nacionalistas vascos habrían conseguido que Madrid rebaje la estimación del Cupo -el dinero que anualmente entrega el Gobierno vasco al central por los gastos que asume el Estado en el País Vasco por las competencias no transferidas- de los 1.525 millones de euros incluidos en los Presupuestos de 2016 a una cifra que estará en torno a los 850 millones de euros estimados en las cuentas vascas de 2017. Una rebaja sustancial superior al 40% que marcará el criterio sobre este pago de Euskadi al Estado en los próximos cinco años.

El PNV ha puntualizado este miércoles que aunque hay acuerdo con el Cupo todavía no hay cerrado un acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado y ha asegurado que el hecho de que haya un pacto sobre el Cupo entre los Gobiernos vasco y central "no es suficiente" porque hay otras cuestiones importantes para los jeltzales que "no están solucionadas".

Según han informado  fuentes de la formación liderada por Andoni Ortuzar, las negociaciones entre el PNV y el PP prosiguen para intentar culminar el acuerdo entre este miércoles y este jueves. Precisamente, mañana se procederá a las votaciones de las enmiendas a la totalidad.

El PNV ha manifestado que de ayer a hoy no se han producido avances en las conversaciones, por lo que se mantienen "los mismos escollos" que hay que "salvar". "Lo que queda ya sobre la mesa son los motivos de discordancia, las cuestiones que no se han podido solucionar hasta ahora", ha apuntado.

Por ello, la formación jeltzale cree que la decisión sobre el apoyo o no a los Presupuestos Generales del Estado se adoptará "a contrarreloj", con lo que no se descarta que se apuren los tiempos hasta el último momento.

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka adelantó  ayer que "estamos en la puerta de una paz fiscal para 15 años en Euskadi". Ortuzar ya anunciaba el pasado jueves la intención de su partido de mantener la negociación "hasta el último minuto" y a última hora de la noche de ayer en la sede nacionalista no se descartaba que el acuerdo se cierre minutos antes de la intervención de Aitor Esteban en el Pleno del Congreso que arranca hoy. Una dura negociación con la que el PNV no sólo se garantiza el acuerdo sobre el Cupo, sino en la que se incluyen exigencias como una adecuación de la tarifa eléctrica para las empresas vascas, un aumento en las inversiones en infraestructuras y la retirada del anunciado recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley vasca de abusos policiales.

Además de con Cs y el PNV, el Gobierno contará en el Congreso con el apoyo de Coalición Canaria, Foro Asturias y UPN para tumbar las enmiendas a la totalidad.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba