La Comisión Europea (CE) anunció este miércoles que no va a congelar los compromisos de fondos estructurales y de inversión a España para 2017, ni de Portugal, tras haber evaluado las medidas presentadas por ambos países para atajar sus déficit.

"No habrá tal propuesta", señaló la Comisión en un comunicado, en el que explicó que decide suspender los expedientes abiertos a los dos socios por haber incumplido el año pasado sus compromisos de reducción del déficit.