JUICIO GÜRTEL

Cifuentes evita hurgar en la herida 'gurtélida' de la lideresa

El abogado que representa a la Comunidad de Madrid en el juicio de la trama Gürtel ha despachado con dos preguntas su interrogatorio a una de las procesadas que acusó al Ejecutivo de Aguirre de propiciar el 'troceo' irregular de las facturas de la Gürtel. Y eso que hablamos de más de 6 millones de euros.

La presidenta Cristina Cifuentes.
La presidenta Cristina Cifuentes. EFE

Un dicho popular asegura que 'Dios da pañuelo al que no tiene mocos'. Pues eso, precisamente, es lo que ha pasado este jueves en la sesión del juicio de 'Gürtel'. Continuaba la declaración de Alicia Mínguez, la 'chica de las facturas ' de la trama que el día anterior ya había dejado claro, como habían hecho anteriormente otros procesados, que si las empresas de Francisco Correa fraccionaban las facturas de los cientos de eventos que organizaba para la Comunidad de Madrid era, precisamente, por instrucciones de los funcionarios del Ejecutivo regional. De hecho, la representante de Anticorrupción le había preguntado insistentemente el día anterior por aquellos eventos organizados precisamente para el "lucimiento político" de Esperanza Aguirre y ella había dado nuevos datos. Era la ocasión de incidir en este punto, sobre todo cuando la procesada había decidido contestar únicamente a la fiscal, a su propioía abogado defensor... y a la acusación en nombre de la Comunidad de Madrid. El resto de abogados se iban a quedar con las ganas... y algunos con muchas.

El abogado de la Comunidad de Madrid ha hecho sólo dos preguntas de trámite a la 'chica de las facturas' pese a que ésta aseguró que éstas se fraccionaban por orden del Ejecutivo de Aguirre

La situación era propicia para que el abogado del Gobierno que hoy preside Cristina Cifuentes ahondara con sus cuestiones en destapar elementos novedosos de esas irregularidades. Incluso, había tenido tiempo desde que acabó el miércoles la sesión hasta este jueves por la mañana para prepararse un interrogatorio en profundidad. Sin embargo, ha dejado pasar la ocasión... para sorpresa de los que se han quedado con las ganas. De hecho, sólo ha planteado dos cuestiones de trámite. En primer lugar si ella, Alicia Mínguez, dependía en las empresas de la trama de otros dos procesados, Isabel Jordán y Javier Nombela. Era fácil y ella ha contestado que "sí". La segunda, si les había puesto a éstos algún tipo de objeción a lo que le ordenaban. La 'chica de las facturas', que ha intentado en todo momento presentarse con una 'mandada', ha visto el cielo abierto y ha vuelto a presentarse como una simple administrativa sin capacidad de decisión.

Tras esta respuesta, el abogado de la Comunidad de Madrid ha dado por terminado el interrogatorio. Y eso que estamos hablando de la organización de más de 400 actos públicos en los que se gastaron cerca de 6,5 millones de euros de dinero público. Estaba claro que Cifuentes no quería hurgar en la herida 'gurtélida' que se le está abriendo a su correligionaria Esperanza Aguirre... a la espera de que declare Alberto López Viejo, el antiguo 'delfín' de la lideresa, y que en lo que llevamos de juicio ya ha dado las primeras muestras de querer 'tirar de la manta' hacia arriba. ¿Despachará entonces la Comunidad de Madrid su interrogatorio con dos preguntas de trámite?

Bolsos y entramados

Con este prólogo, el resto de la jornada de este jueves se ha consumido entre las respuestas autoexculpatorias de Alicia Mínguez y la de uno de sus superiores, Javier Nombela, un economista afiliado al PP que comenzó a trabajar para las empresas de la trama en 2002 tras una entrevista que tuvo con Francisco Correa en un hotel. Nombela, que en todo momento se ha mostrado firme y convincentes en sus respuesta, ha detallado cómo era la estructura del grupo de empresas de Correa -se ha negado a denominarlo "entramado"- y su papel dentro de ellas que, ha destacado, era secundario. Seguía así la estrategia de los que le han precedido en las declaraciones y que, como él, se han cobijado bajo el paraguas que les brindó 'Don Vito' con su pseudo confesión de los primeros días.

Javier Nombela ha amagado con detallar la "trastienda" de un acto del 11-M organizado por Gürtel , pero al final ha optado por "no explicarlo aquí"

Para reafirmar ese papel de 'reparto' en toda esta película de la Gürtel, Nombela ha señalado que, pese a su condición de economista, al poco de llegar tuvo que ayudar a envolver en papel de regalo un centenar de bolsos que se iban a repartir una Navidades. La fiscal le ha preguntado entonces si sabía quiénes iban a ser los destinatarios de tales presentes, pero él, de nuevo, se ha amparado en la ignorancia. "Hay muchas cosas de las que me he enterado en este juicio", ha dicho a continuación. Sólo ha mostrado saber algo de lo que ha llamado la "trastienda" de la organización de un acto del 11-M para la comunidad, aunque al final sólo ha amagado. "No lo pienso explicar aquí", ha dicho. Un alivio para el abogado de la Comunidad de Madrid que seguro que tampoco quería usar este 'pañuelo' para hacer preguntas.    



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba