Cataluña

La CUP asume y justifica "políticamente" la acción contra la sede del PP

Según el diputado de la CUP en el Parlament Benet Salellas, lo que le preocupa es banalizar la violencia, tras reivindicar que son un espacio político absolutamente contrario a ella.

El diputado de la CUP en el Parlament Benet Salellas.
El diputado de la CUP en el Parlament Benet Salellas. Europa Press

El diputado de la CUP en el Parlament Benet Salellas ha asegurado este martes que asumen y justifican "políticamente" la acción de Arran contra la sede del PP catalán, y ha negado que se pueda tachar de violenta. "Es una clásica acción de calle. Políticamente creo que tenía mucho sentido", ha sostenido en una entrevista en TV3 recogida por Europa Press, donde ha añadido que la CUP asume todas estas acciones, además de defender que no se impidió la libertad de nadie.

Según Salellas, lo que le preocupa es banalizar la violencia, tras reivindicar que son un espacio político absolutamente contrario a la violencia: "Quien utilice el calificativo 'violento' está intentando darle la vuelta". El diputado de la CUP, que es el presidente de la Comisión de Estudios de Medidas contra la Corrupción en el Parlament, ha confiado en que sea una oportunidad para pedir al expresidente de la Generalitat Artur Mas que dé "un paso al lado y deje la política activa" porque, en su opinión, la vinculación de CDC con la corrupción da una visión equivocada de Cataluña.

Tras llamar a limpiar las instituciones de corrupción, ha avisado de que no aceptarán que se tapen con el proceso independentista y que su objetivo es trasladar a la Junta de Portavoces su voluntad de llevar las medidas contra la corrupción al pleno del Parlament. Para Salellas, es necesario que las entidades se coordinen y trabajen conjuntamente contra la corrupción, y una manera de ello es compartir información, ha explicado.

El PP pide condena 

La diputada del PP en el Parlamento catalán Esperanza García ha llamado este martes a la Cámara autonómica a condenar la "violencia" contra su sede, en que Arran irrumpió el lunes con el apoyo de la diputada de la CUP Anna Gabriel y el exdiputado David Fernández.

En rueda de prensa, ha dicho que el PP ha presentado un escrito en la Junta de Portavoces contra este escrache y que han dado una copia a todos los grupos, incluida la CUP por "cortesía parlamentaria": da por descontado que los anticapitalistas no la firmarán, mientras que JxSí y SíQueEsPot están valorando su posición.

"Es difícil que los que estaban presentes estén de acuerdo en rechazar el ejercicio de la violencia como forma de hacer política, pero nos preocuparía mucho que el resto de fuerzas no lo hicieran", ha recalcado García, que considera intolerable políticamente irrumpir en la sede de un partido democrático.

Para García, la ocupación de la sede del PP catalán demuestra que "algunos no respetan las libertades, son intolerantes, no respetan las reglas mínimas de la convivencia democrática y utilizan la violencia", por lo que cree que deben firmar la declaración todos los que creen que en democracia no vale todo, tampoco la violencia. Tras asegurar que están abiertos al diálogo con JxSí y SíQueEsPot para que avalen el escrito, ha concretado que se necesita mayoría para aprobar la declaración en la Junta de Portavoces.

Carme Forcadell 

También ha exigido a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que ordene los debates parlamentarios "de manera imparcial", al acusarla de incumplir el reglamento en esta materia. Así, ha recordado que han pedido ampara al Tribunal Constitucional (TC) en dos ocasiones anteriores por esta "falta de objetividad e imparcialidad" y les ha dado la razón, por lo que ha pedido que a Forcadell que acabe con esta arbitrariedad para proteger la institución, ha dicho.

Según García, Forcadell ha defendido que es imparcial y ha negado que vulnere el reglamento; y la popular, al preguntársele si volverán a recurrir al TC, ha asegurado que utilizarán todas las herramientas a su alcance para defender que todo el mundo pueda opinar.

Enmiendas "contradictorias"

Además, la diputada ha asegurado que en la Mesa se ha instaurado "la práctica peligrosa de poner en tela de juicio que los grupos tengan la legitimidad" de pedirle determinadas actuaciones.

Esto, ha añadido, ha pasado cuando se ha pedido a la Mesa que encargue un informe jurídico para aclarar si las enmiendas aprobadas de SíQueEsPot y la CUP sobre las partidas del referéndum en los Presupuestos son "contradictorias". "La negativa de la Mesa ha sido constante. Negar la legitimidad de un grupo se está convirtiendo en un deporte de riesgo", ha advertido.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba