Guerra del vino en La Rioja.
Guerra del vino en La Rioja. Jassy Onyae

Reportaje

Guerra del vino en La Rioja: 43 bodegas vascas reivindican una marca propia

Apuestan por la calidad y singularidad de sus vinos autóctonos y rechazan una política basada principalmente en el crecimiento de la producción. La Denominación Rioja ve un trasfondo político y no vinícola en esta operación.

El amplio y variado catálogo de vinos españoles puede sumar en breve una nueva incorporación: la Denominación de Origen Viñedos de Álava, que nacerá de una escisión del Consejo Regulador de La Rioja, y puede ser una realidad en el mercado a partir de la próxima primavera.

Para ello las autoridades comunitarias deben dar el visto bueno a una propuesta suscrita por 43 bodegas alavesas que no están de acuerdo con los actuales criterios de producción fijados por la Denominación La Rioja, y quieren apostar por la singularidad y calidad de sus vinos autóctonos.

El pasado mes de julio, el Gobierno vasco recibió una petición suscrita por 43 productores perteneciente a laAsociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) en la que se reclamaba su intervención para la creación de la Denominación de Origen Protegida “Arabako Mahastiak-Viñedos de Álava”, según informaron fuentes de ese colectivo.

Los bodegueros, pertenecientes a la comarca de Laguardia-Rioja Alavesa, no se sienten cómodos en el seno de la Denominación de Origen Rioja y cuestionan sus decisiones respecto al constante crecimiento de la producción, en detrimento de un mercado basado en la demanda y en formas artesanales de elaboración de los caldos.

Por su parte, fuentes del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja han asegurado a Vozpópuli que es falso que esos cuarenta bodegueros hayan suscrito, con nombres y apellidos, la petición de abandonar la Denominación y que detrás de toda esta operación hay un trasfondo político, y no tanto de carácter vinícola.

Estas fuentes indicaron que la petición de escisión está avalada por ABRA, pero no cuenta con el respaldo de la mayoría de productores de la zona, como es el caso de los grupos Marqués de Riscal y Bodegas El Coto, del Barón de Ley, que cuentan con un volumen importante de comercialización y se sienten plenamente identificados con la política llevada a cabo por el Consejo Regulador Rioja. 

Inés Baigorri, directora gerente de ABRA, ha explicado a este periódico que los Servicios Jurídicos del Gobierno vasco estudian en la actualidad la viabilidad y el encaje normativo de la propuesta formulada por la organización, que agrupa a un total de 115 bodegueros. 

Los técnicos del Ejecutivo autónomo disponen hasta enero del próximo año para pronunciarse sobre la petición. En caso favorable, enviarán el expediente al Ministerio de Agricultura para que publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pliego de condiciones y se abra un periodo de alegaciones respecto a la nueva denominación.

Una vez resueltas las posibles alegaciones y enviado de nuevo el expediente al Ministerio de Agricultura, que lo remitirá a la Comisión Europea, serán las autoridades comunitarias, en función de dos reglamentos específicos sobre las denominaciones de origen, las que den o no luz verde al proyecto de los cosecheros alaveses.

"En Europa hay miles de denominaciones y cada vez surgen más, por lo que estamos esperanzados”.

“Nosotros”, indica Baigorri, “confiamos en que finalmente prospere el proyecto, porque se ha trabajado en él durante mucho tiempo tanto en el plano jurídico como en la justificación de la propuesta.  En Europa hay miles de denominaciones y cada vez surgen más, por lo que estamos esperanzados”.

La directiva de ABRA insiste en que la escisión de la Denominación de Origen Rioja no tiene ningún componente político y obedece exclusivamente a criterios relacionados con el patrimonio, la cultura y los métodos de elaboración del vino por parte de muchas empresas de carácter familiar que son fieles a un modelo de negocio tradicional.

“Nuestra asociación reúne a bodegueros. Son empresarios que no viven de la política y tenemos socios de todas las ideologías. Ya sabemos que van a utilizar ese argumento contra nosotros, pero somos empresas y familias que lo único que queremos es que esta comarca esté viva desde el punto de vista socioeconómico”, subrayó Baigorri.

Estas argumentaciones contrastan con las el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rioja, que está convencido de que una minoría cause una escisión que no conviene al conjunto de los productores.

"Desde el punto de vista legal", aseguran fuentes de este organismo, "la petición no va a prosperar en la Comunidad Europea porque crear una denominación dentro de otra que ya existe no es posible jurídicamente. El patrimonio de los bodegueros alaveses es el nombre Rioja y eso supone un valor añadido a su producto final".

Según el Consejo Regulador, el conjunto de las bodegas que integran ABRA representa únicamente un 15 por ciento del valor de la comercialización de vinos de Rioja Alavesa (el 5 por ciento del total de la Denominación), a lo que se añade que sólo un tercio de dicha organización respaldaría la iniciativa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba