OPINIÓN

Rajoy: de aquí a la eternidad

“Si quiere, Rajoy podrá eternizarse”, comentaba uno de sus ministros en una de esas tenidas con periodistas tan frecuentes en la corrala madrileña.

El presidente del Gobierno, Marinao Rajoy.
El presidente del Gobierno, Marinao Rajoy. EFE

Lo recuerda estos días Rajoy con insistencia. Blair gobernó diez años, Kohl dieciocho y Merkel va a por su cuarto mandato. ¿Por qué no él? Sólo lleva cinco en la Moncloa y ya le quieren poner límites. El fiel y leal Maíllo tuvo que salir al quite: “Yo veo a Rajoy gobernando doce años”. Conmoción y estruendo en la grillera.

Insiste también Rajoy en recordarnos que la limitación de mandatos es propio de regímenes presidencialistas, como EE.UU o Francia. Aquí la medida se la aplicó Aznar, que anunció precipitadamente su salida tras cumplir su segunda legislatura. Fue un gesto ejemplarizante y telúrico del que cabe pensar que se arrepiente. Sólo hay que verlo.

Insiste también Rajoy en recordarnos que la limitación de mandatos es propio de regímenes presidencialistas, como EE.UU o Francia

Habla Rajoy de su voluntad de alcanzar acuerdos con el PSOE que perduren al menos veinte años. El bipartidismo que ha vuelto, dicen unos. La segunda Transición, apuntan otros. Rajoy se quiere eternizar en el poder con una oposición cómoda y llevadera, deslizan los más escépticos.

Ángela Merkel tiene 62 años y se presenta de nuevo. Theresa May ya cumplió los 60 y acaba de llegar. François Fillon, quizás futuro presidente francés si el desastre de su esposa lo permite, 62. Vladimir Putin, 64. Donald Trump, 70. Rajoy, 61. Está en la media. ¿Por qué iba a quitarse de en medio?

La frontera generacional

Albert Rivera sugirió en su día que nadie que haya nacido antes de la Transición puede ocuparse en nuestro país de dirigir la cosa pública. Era el advenimiento de la nueva política, cuando aparecían fuerzas emergentes y las viejas mudaban su piel. Sánchez, Iglesias, el propio líder de Ciudadanos, competían en los carteles electorales con un venerable candidato de barba blanca y aspecto de registrador de Pontevedra, más asimilable con tardes de dominó en el casino local que con una encarnizada pugna por llegar a la Moncloa. A todos los fulminó. Renovó su condición de presidente y contempla ahora, desde una bonancible placidez, los manoteos de náufrago de sus rivales.

En frente, se alinea una oposición, enfrentada y dividida, que parece un nido de alacranes

“Si quiere, Rajoy podrá eternizarse”, comentaba uno de sus ministros en una de esas tenidas con periodistas tan frecuentes en la corrala madrileña. Su partido está firme y homogéneo, nadie le disputa la presidencia, va a salir en hombros en el Congreso de la Caja Mágica y, en frente, se alinea una oposición, enfrentada y dividida, que parece un nido de alacranes.

Atendamos a su entrevista en lo de Alsina para descubrir, en parte, la clave de su longevidad política.

-Sobre el juicio Gürtel: Francamente no estoy en este tema, no entra en mis prioridades.

-Sobre el precio de la luz: Va a llover, va a llover y eso producirá una bajada del precio

-Sobre los Goya y el cine español: Para mi desgracia no veo cine. Prefiero leer novelas.

Preguntado sobre la limitación de mandatos, arguyó: “Sólo llevo tres meses”. El periodista le recordó entonces que, en verdad, hace cinco años que está en la Moncloa. “Ya pero ahora sólo llevo tres meses”. Y así, hasta la eternidad. Y seguirá diciendo que sólo lleva tres meses los próximos doce años.

EL VARÓMETRO. Cifuentes, en lo de Federico: “No seré la mala del Congreso del PP”. ¿Alguien lo sospecha? // Hamon, Macron, Melenchon, Fillon… los aspirantes a la presidencia francesa riman en ‘on’. Salvo una. Sánchez, López, Díaz… en el PSOE todos terminan en ‘z’. En algo, al menos, coinciden. // Rafa Nadal recupera el saque al tiempo que la melena. // Me gusta la cruz en el escudo del Madrid. Y las mocitas madrileñas. Y Gento. // Madrid está muy limpio aunque oyáis lo contrario, dice Carmena. Como lo oyen. // No debían obligarle al Rey incurrir en sus discursos en ese ‘poner en valor’ tan detestable.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba