A contratiempo

Podemos: una vejez prematura

Apenas se habla ya de ellos, salvo por sus tropelías. Podemos se ha hecho viejo, muy viejo, en muy poco tiempo. Han pasado de la plaza roja del 15-M a la sección de escándalos y corruptelas. De la pubertad a la casta, de la juventud desafiante al mucamo pagado en negro, del asalto de los cielos a los variados trinques.

Hace tan sólo un par de años nadie osaba poner límites al poder de estos seres extraordinarios, telepredicadores de la verdad y la justicia

Hace tan sólo un par de años nadie osaba poner límites al poder de estos seres extraordinarios, telepredicadores de la verdad y la justicia, fustigadores de la molicie, inquisidores de la corrupción y apóstoles de la gente. Eran tiempos de confusión y ruido en los que algunos se creyeron en la antesala de la revolución, el miedo cambia de bando. Era un país extraño, como el de Pereda Valdés, en el que ‘las mulas ladraban y los perros escuchaban los consejos de los cerdos’.

Se imaginaron el sorpasso, se lo creyeron. Ahora toca abatimiento y decepción. Iglesias apenas sonríe, no encabrita su coleta ni amenaza a los tiburones del Ibex. Emerge esporádicamente, un dúplex cada tres días, ni una tertulia, menos entrevistas, nada de ruedas de prensa salvo de regreso de visitar al Rey…Y cuando rompe el silencio, chapotea en la desmesura, más bien desvergüenza, como sus elogios a la ‘ejemplaridad moral’ de un Echenique cínico y amarrete. O su sadismo de género, su comentario matonil sobre el látigo y la sangre de Mariló.

Entre trifulcas y escándalos

Desbordado por las disputas periféricas en sus filas, ora un incendio en Galicia, un tropezón en Zamora, miles de incendios con Carmena, enfrentado a codazos con su fiel escudero Errejón y acribillado por los escándalos de sus más leales, Iglesias parece haber sucumbido en un árido abatimiento, en una abulia feroz. L’ennui tumba más carreras políticas que los escándalos de sábanas, advertía un profeta desde la Casa Blanca. Spleen en Lavapiés.

Podemos es el eco lejano de un cañonazo que hizo temblar España

La nueva política se ha hecho mayor, ha envejecido aceleradamente. Podemos es el eco lejano de un cañonazo que hizo temblar España. Sus líderes se manejaban con descaro y desparpajo por los platós decisivos de nuestro país, entre soflamas incendiarias y proclamas restallantes. Todo se les perdonaba, se miraba hacia otro lado porque encarnaban la superioridad ética y moral de esa izquierda que en España siempre tuvo bula. Hasta se les invitaba donde Lomana a tomar el té. Con los comunistas hasta el fin del mundo, pero ni un paso más.

Ahora les echan de la universidad y han perdido potencia en el ‘share’. Iglesias se ha convertido en el ‘ocioso cantor de un día vacío’, según diría Morris. España busca un Gobierno y Podemos permanece al margen. Como una pieza inútil e inservible. Pero cinco millones de votos aún les respaldan, pese al látigo, al empleado en negro, al trinque venezolano, a la estafa en la Universidad. Quizás por lo que dijo Camus: “Sigo siendo de izquierdas, a pesar de la izquierda y muy a mi pesar”.

___

EL VARÓMETRO.- Alud de comentarios estúpidos sobre la boda de Inés Arrimadas. // Ana Pastor, la presidenta, ha pasado del elogio desmesurado a la crítica feroz. ¿Qué extraño maleficio tendrá ese sillón del Congreso? // Un Ribó ha logrado el cénit de su carrera: Valencia ya no se llama Valencia. // ¿Por qué Sánchez se apeó del término ‘el reloj de la democracia’ y lo ha mudado por ‘el motor de la democracia’? Referidas a la investidura, ambas expresiones son tan necias como cursis.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba