OPINIÓN

‘Fábrica de independentistas’: esa estafa

Los independentistas, en contra de lo que han venido advirtiendo durante años los micrófonos de TV3, no los creaba Aznar, ni el PP, ni los fachas, ni la Guardia Civil, ni el Gobierno de Madrit, ni el Estado opresor y franquista. Ni siquiera Mariano.

‘Fábrica de independentistas’: esa estafa.
‘Fábrica de independentistas’: esa estafa.

Cuando alguien osaba denunciar el ‘desafío secesionista’, eufemismo para referirse al golpe de Estado en marcha, se escuchaban profusas advertencias de algunos Domenechs y otros militantes de la tercera vía, la cofradía de la equidistancia: “Chissss, que así se fabrican más independentistas”.  Y colaba.

Tuvo que llegar el imperativo mensaje del Rey del 3 de febrero para desbaratar la gran estafa

Tuvo que llegar el imperativo mensaje del Rey del 3 de febrero para desbaratar la gran estafa. Tras aquel cimbronazo de la Corona, no se detectó un aumento notable en el club de fans de Carles Puigdemont o Marta Rovira. Seguían siendo los mismos. Ocurrió más bien lo contrario.  Se produjeron  episodios inéditos hasta entonces. Acontecimientos inesperados que a todos sorprendieron.

Cientos de miles de personas desbordaron, por dos veces, las calles de Barcelona con la bandera nacional y el grito de ‘unidad’ en las gargantas. Miles de enseñas españolas afloraron en balcones y ventanas. Se quebró la espesa ley del silencio que ahogaba a los defensores de la Constitución. Habló Serrat y Guardiola se tragó su lacito amarillo dela prepotencia. Hasta el CIS, contra todo pronóstico, dio como vencedor en unas autonómicas catalanas a un partido no secesionista.

La ‘bomba nuclear’

También decían que la aplicación del 155 iba a actuar como una ‘bomba nuclear’ que devastaría la estructura política y social en Cataluña, arrasaría sus instituciones (mil años de antigüedad, ya saben)  y convertiría sus ciudades y pueblos en un tremolan5te campo de batalla. Surgiría un nuevo Ulster, erizado de tensiones y violencia, y las calles se enardecerían  hasta transformarse en un espantoso infierno.

El secesionismo catalán se ha ido moldeando durante dos décadas de adoctrinamiento en las aulas y mentiras en los medios

Nada de todo eso ocurrió. Más bien, todo lo contrario. Los independentistas, en contra de lo que han venido advirtiendo durante años los micrófonos de TV3, no los creaba Aznar, ni el PP, ni los fachas, ni la Guardia Civil, ni el Gobierno de Madrit, ni el Estado opresor y franquista. Ni siquiera Mariano. El secesionismo catalán se ha ido moldeando durante dos décadas de adoctrinamiento en las aulas y mentiras en los medios. Fue Pujol quien creó y puso en marcha la gran fábrica de independentistas, la “dictadura blanca” de la que habló Tarradellas. Su gran aliado fue la crisis económica que sacudió a toda España y, en forma muy especial a Cataluña, que salía de dos tripartitos ineptos y que desembocó en el Gobierno de Artur Mas el más obtuso e incapaz de que se tenga memoria. Pusieron en marcha el eslógan de ‘España nos roba’ y las Diadas del odio y la sonrisa. La pacífica xenofobia echó a andar hasta su culminación en el esperpento golpista del Parlament.

Darle la vuelta a este horror no se logrará con un 21-D. Ni con dos. Llevará años

La hasta entonces bien aquilatada fábula de la ‘fábrica de secesionistas’ quedó descangallada. La ignorancia desalmada fue el caldo de cultivo necesario para la gestación de varias generaciones, manipuladas e hipnotizadas, que han convertido una región próspera y ejemplar en un inhóspito fangal. El resultado: dos millones de separatistas, crecidos en la aversión a lo español y doscientos mil activistas (ANC y Omnium), bien adiestrados y subvencionados con dinero público, capaces de protagonizar en Bruselas la romería más estúpida de que se tenga memoria. Darle la vuelta a este horror no se logrará con un 21-D. Ni con dos. Llevará años. Exigirá decisión y valentía. Mano firme y liderazgo. Y mucho dinero.  

_

EL VARÓMETRO. Xavier Gabriel, lotero de ‘La bruixa d’Or’. Perseguido por la patota independentista. Inmenso y antológico en la entrevista de Eslatarde. // El dato acollona: 76 jubilados por cada cien trabajadores en 2050. Nadie mueve un dedo. // Complejines Ciudadanos. Siempre de la manita de Carmena en la ‘memoria’. // La selección nacional de fútbol (¿roja?, ¿morada?) jugará en Bilbao, si se clasifica, en 2010. Suena bien. // Ministro Catalá es voluntarioso. Pero metió la pata con la euroorden. Soraya no tuvo clemencia. // Cuando te señalan a Savater, algunos necios leen a Millás. //


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba