Y me aburre el Power-Point

El Atlético se equivoca eligiendo la vía de equipo bronco, marrullero y violento

Gran noticia es que el Atlético de Madrid se siga presentando como alternativa a la Liga Polar (no por el frío, sino por el muermo de los dos superpoderes). Que dure. Pero, aunque me gustan sobremanera los jugadores y equipos que defienden y juegan en general al límite del Reglamento, de la misma manera me disgustan los que lo infringen reiteradamente.

Preferí y prefiero –por razones éticas, estéticas y también prácticas- a Beckembauer, Scirea, Krol, Baresi, Maldini, Mauro Silva, Kortabarria, Puyol, Manuel Pablo, Iniesta, Van Basten, Lampard… antes que a Stiles, Benito, Eladio, Pepe, Alfaro, Navarro, Albelda, Hugo Sánchez, Sergio Ramos, Fernando Hierro, Goikoetxea o Diego Costa. La valentía no tiene que ver con la violencia, ni la efectividad con el marrullerismo.

No me gusta un pelo la manera de emplearse de varios jugadores colchoneros ni del que los alienta. Un partido no es una guerra, es una lucha deportiva. O debería ser. Muchas de las simpatías que genera, entre aficionados y profesionales neutrales, el juego del FC Barcelona de los últimos tiempos, se debe precisamente no sólo a su exquisitez técnico-táctica, sino a su juego caballeroso.

Pese a que algunos como Piqué y Busquets tienen la fea –muy fea- costumbre de menospreciar al rival batido. Y a que Alves incurra una y otra vez en la deshonorabilidad de fingir o exagerar golpes para perjudicar a los rivales. Y a que el tramposo Pinto maneje el sonido del viento mejor que muchos trencillas. Pese a estos lunares, muchos consideramos de gran nobleza general el estilo barcelonista. En la pasada final de la Supercopa vimos contrastados, de nuevo, ambos modelos de juego… y de conducta. Penoso arbitraje. Con uno medianamente bueno, el Atlético hubiera jugado en mayor inferioridad y durante más minutos de la que tuvo a partir de la expulsión de Luiz Filipe.

Es inconcebible que se perdonen pisotones traicioneros (me da igual que el Madrid tenga a Pepe, el “y tú peor” no me sirve) y es inconcebible que un colegiado perdone a un jugador miradas y proximidades propias de una pelea en un prostíbulo de medio pelo. Creo que el Atlético se equivoca eligiendo la vía de equipo bronco, marrullero, violento y desestabilizador. Sí, bueno, la elección es suya. Pero si persisten en esa vía, por favor, que no tengan el cinismo de quejarse de los arbitrajes. Ni vengan a llorar por hacerse en propiedad del título de equipo antipático. Se lo están trabajando a pulso. Una pena.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba