VDOS

Por qué invertir en fondos de inversión

A la hora de invertir existen innumerables productos que pueden parecer “los mejores”. A lo largo de la historia hemos visto un sin fin de modas, pero muchas de ellas acabaron convirtiéndose en graves burbujas, tales como las punto com, la inmobiliaria o los tulipanes que acabaron con los ahorros de quienes confiaron en ellas.

El incremento experimentado por el VIFI en los últimos meses, pasando de los 126.829 millones al término del año 2012 a los más de 171.500 millones que tenemos actualmente bien podría hacer pensar que se trata de una nueva moda. Sin embargo el crecimiento orgánico que venimos experimentando, tanto por aportaciones netas como por rendimiento, los niveles que ya habíamos experimentado previo a la crisis económica en nuestro país y la vuelta del capital que, entre otras cuestiones, había salido por las distorsiones del mercado, unido a las ventajas que ofrecen los fondos como producto, hacen parecer que se trata de un crecimiento natural y sostenido que vuelve con fuerza para implantarse en el inversor español.

Pero, ¿por qué invertir en fondos de inversión?

Entre las principales ventajas que encontramos en este tipo de productos es su amplia gama y variedad. Existen innumerables categorías, cada una con unas características concretas que pueden cubrir las particularidades de cada inversor. Desde monetarios o renta fija para perfiles más conservadores a renta variable para aquellos que opten por una inversión con mayor potencial de rentabilidad, pero también de más riesgo, pasando por una amplia gama intermedia. O bien aquellos que, en función de las circunstancias del mercado, alternan entre unos productos y otros.

Y es aquí otra de las grandes ventajas. A diferencia de con otros productos, los fondos de inversión solo tributan cuando los vas a recuperar, por lo que puedes hacer traspasos de un fondo a otro sin necesidad de dar cuentas al fisco, con el consiguiente ahorro que ello supone y la tranquilidad para afrontar las distintas situaciones que puedan sobrevenir.

Con respecto a la forma de invertir, encontramos también grandes alicientes. Por un lado los fondos de inversión cuentan con un equipo gestor profesional que está pendiente de la evolución del mismo, la composición de su cartera y de la posibilidad de hacer modificaciones en ella para lograr su objetivo de gestión. Por otro lado, la presencia de este equipo gestor, permite al particular acceder a mercados que, de otro modo son difícilmente accesibles y de más difícil valoración para el, tales como materias primas, prometedoras startups o en bonos de países emergentes.

Junto a la seguridad de que nuestros ahorros sean gestionados por un equipo experto, encontramos la de contar con una inversión diversificada y el seguimiento que desde los órganos regulatorios (en España la CNMV) se hace para hacer de los fondos cada día un producto más transparente y accesible y, prueba de ello es la obligación por parte de las gestoras de emitir información periódica y accesible sobre su gestión, así como la del valor liquidativo diario.

El ahorrador español típicamente ha apostado por depósitos, cuentas ahorro, inversión en bolsa o inmuebles, pero la regularización de los mercados, el aumento del conocimiento financiero y un mayor asesoramiento, unido a las diferentes ventajas competitivas de los fondos están logrando la recuperación de los fondos y los posicionan como uno de los más interesantes para los inversores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba