VDOS

Por qué no comparar fondos de inversión con depósitos

Ante las bajadas generalizadas de los mercados en los últimos meses, especialmente en verano, no han sido pocos los que han aprovechado para hablar de baja rentabilidad de los fondos, falta de seguridad de la inversión y un largo etcétera, indicando en contraposición las bondades de los depósitos. Lo cierto es que ambos productos son distintos y no necesariamente opuestos, ya que un mismo ahorrador puede diversificar sus ahorros y destinar una parte a cada uno de los productos, igual que puede destinar otra parte a planes de pensiones, bolsa y un largo etcétera.

Pero si entramos en la comparación directa, si bien es cierto que los depósitos ofrecen la garantía de una rentabilidad X en un periodo determinado, cosa que los fondos de inversión (salvo fondos garantizados) no pueden, ofrecen innumerables ventajas.

Entre ellas, podemos destacar:

1. Fiscalidad ventajosa: Cuando comparamos la rentabilidad de un depósito a 6 meses con un fondo en ese mismo periodo, aunque los 2 productos hayan ofrecido una rentabilidad de un 0,5 %, por ejemplo, el depósito tributa directamente por el rendimiento, independientemente de que desees renovar la inversión o no. Por el contrario,  en el caso de los fondos de inversión si estás satisfecho con la inversión, puedes mantener o traspasar, evitando así tributar hasta que desees recuperar tu dinero.

2. Riesgo: La inversión en fondos permite adaptar el nivel de riesgo de nuestra capacidad a nuestras características personales, así como al momento de mercado en que nos encontremos,  permitiendo acceder a activos de muy diversa índole. Recordemos que, como norma general, a mayor nivel de riesgo, mayor posibilidad de pérdidas y de ganancias.

3. Gestor especializado: La inversión en fondos cuenta con la ventaja de contar con un gestor especializado que vela de forma continua por la rentabilidad del producto y está pendiente de posibles eventualidades del mercado. Igualmente, la presencia de este gestor facilita la inversión en activos que, por su complejidad de acceso parecen vetados al inversor minorista, tales como materias primas o inversiones países emergentes o en divisas distintas a la propia.

4. Seguridad de la inversión: Entre los puntos positivos de los fondos, hemos de recordar también que los activos están fuera del balance de los bancos. Este punto que parece olvidado después de que nuestro sistema financiero se haya estabilizado, no está de más recordarlo, especialmente después de casos como el vivido con Banco Madrid.

Por último, en los últimos tiempos se tiende a ver una crítica recurrente que es que los fondos más comercializados no son los mejores, son los de los principales bancos que cuentan con una red comercial más poderosa. Si bien es cierto que las entidades más fuertes copan las primeras posiciones de suscripciones mes a mes, igual podemos ver en todos los ámbitos, financieros o no, incluso en la televisión: tendemos a ver más una película mala de una de las principales cadenas antes que un buen programa en una de las cadenas nuevas. Y al final, todo suma y contar con una cadena de comercialización también.

Recordar de todos modos que realmente no se tratan de productos enfrentados. Un ahorrador puede contar con ambos productos en su plan de ahorro. ¿Lo importante? Contar con una estrategia definida, acorde a nuestras capacidades y, principalmente, conocer los pros y contras de cada opción. Por ello suele ser recomendable establecer este plan con el apoyo de su asesor personal, que es quien mejor le puede orientar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba