Un paseo por el mercado continuo

Sanidad y automoción, sectores estrella en 2015

Las acciones de servicios públicos y atención sanitaria fueron las grandes ganadoras por rentabilidad en 2014 en Estados Unidos. Con una revalorización de sus cotizaciones cercana al 25% ambos sectores brillaron, al contrario que las empresas petroleras, cuyos precios cayeron arrastrados por el desplome del barril de petróleo, que perdió la mitad de su valor en unos meses.

A grandes rasgos, en el Viejo Continente se impuso una clasificación similar. Mientras que las empresas farmacéuticas y las de servicios públicos registraron las mayores ganancias en 2014, los valores relacionados con el comercio del oro negro perdieron más de un 15%. En suma, las diferencias de rentabilidad entre algunos sectores llegaron a superar el 30%, tanto en Europa como en Estados Unidos. Esta observación demuestra que la asignación sectorial sigue siendo un factor de riesgo y rentabilidad importante a la hora de definir las inversiones.

Pero ¿Qué sectores serán los mejores en 2015? ¿Las estrellas de ayer serán también las de mañana? A la vista de las cifras de este primer trimestre, no del todo. Los títulos de servicios públicos se sitúan en los últimos puestos de las rentabilidades sectoriales. Aunque parece que ya se ha producido cierta rotación, la atención sanitaria sigue siendo uno de los sectores favoritos del mercado; en Estados Unidos este área está incluso desbancando al consumo discrecional, una de las temáticas dominantes este año. En este contexto, el sector automovilístico se sitúa en cabeza de la clasificación europea. El hundimiento del precio del petróleo ha impulsado las ventas de coches. De paso, los beneficios de las aerolíneas también se han disparado por el descenso de los costes de combustible.

De forma más general, los ahorros derivados del abaratamiento de la factura energética permiten a las familias distribuir su presupuesto de otro modo. El gran retorno protagonizado por las empresas que producen bienes de consumo duraderos se interpreta en el marco de esta tendencia y de unas perspectivas de crecimiento más atractivas. En un momento en el que los datos de empleo de Estados Unidos siguen sorprendiendo al alza, la política de relajación monetaria del Banco Central Europeo debería desembocar en una mejora de la coyuntura.

El mercado está mostrando claramente su interés por los valores más cíclicos, pero se plantea si va a mantenerse la tendencia. Los ratios de precio-beneficio muestran que en Europa las acciones del sector de la distribución cotizan con múltiplos especialmente altos. Las empresas de atención sanitaria, que han quedado fuera de la rotación sectorial, también muestran unos niveles de valoración elevados. No obstante, este sector podría beneficiarse del lanzamiento de nuevos programas de recompra de acciones. Por el contrario, el sector del automóvil no está especialmente caro desde un punto de vista histórico.

Dentro del grupo de sectores que no gozan actualmente del favor del mercado, las petroleras no son atractivas todavía debido a la drástica caída de sus beneficios. Estos dependen del precio del petróleo, que tiene dificultades para ganar terreno por el exceso de oferta. Por último, podría parecer sorprendente que los bancos no hayan participado de las ganancias de la misma forma que otros sectores cíclicos en Europa. El aplanamiento de la curva de tipos, que lastra su rentabilidad, contribuye a explicar el retardo que muestra su evolución relativa.

Este último aspecto pone de relieve el carácter excepcional del entorno actual: la mejora de la coyuntura está tomando cuerpo en un contexto de inflación y tipos de interés ultrabajos. De hecho, limitarse simplemente a dar prioridad a los sectores cíclicos frente a los defensivos es una decisión de gestión que no se sostiene, dado que algunos sectores defensivos siguen ofreciendo un dividendo atractivo y otros marcadamente cíclicos siguen de capa caída por el hundimiento de las materias primas. A fin de cuentas, se trata más bien de una lógica de redistribución que de una lógica de crecimiento fuerte.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba