OPINIÓN

Se acabó la ridícula república nueva antes de bajar la bandera

Ahora las ratas a salvarse mientras el Titanic separatista se hunde. Puigdemont, Forn, Borrás, Comin, Bassa y Serret se han subido ya al primer bote salvavidas. 30 años en la cárcel es agua muy fría.

Se acabó la ridícula república nueva antes de bajar la bandera.
Se acabó la ridícula república nueva antes de bajar la bandera. EFE
Menuda farsa. Menuda panda de trileros cobardes. Qué pena no ya por los 45 millones de españoles en el resto del país sino por los mismos dos millones, o millón y medio, o los que sean al final, de españoles separatistas en Cataluña. Menuda estafa. Cinco años con banderas y cánticos y bailes y victimismo y pancartas en inglés para que piquen las teles internacionales y al final llega el gran día, el gran momento de proclamar la república, y lo hacen con una votación secreta corriendo y dejan la bandera de España ondeando en el Palau durante todo el fin de semana. Ferreras no sabía qué hacer el viernes: ahí estaba con el directo enfocado en la bandera en Sant Jaume y la reportera abajo en la plaza, informando de que aparentemente, según las fuentes, Puigdemont se había ido a su casa en Gerona por la otra puerta en su coche, sin avisar, de noche. Aparece al día siguiente de vinos con los amigos mientras se emite un mensaje grabado en TV3, cual Bin Laden en una cueva, llamando a algún tipo de resistencia pasiva y pacífica indefinida.

Y el lunes, ¡Bruselas! ¡Bélgica! Puigdemont huyó y abandonó a los suyos, con varios consellers más

Y el lunes, ¡Bruselas! ¡Bélgica! Huyó y abandonó a los suyos, con varios consellers más. Los Seis de Bruselas. Curiosamente, la noticia se supo pocos minutos después de anunciar Maza la querella por rebelión, sedición y malversación de fondos, que todos juntos serían muchos años en la cárcel. ¡Pobres de esos 38.000 fans que le habían dado a "me gusta" en su foto inane de un cielo nublado el lunes en Instagram. ¿Cómo van a explicar a todos esos votantes oveja que hay algo mejor que la soñada república ya declarada si sólo vuelven a España durante unas semanas más para votar en unas autonómicas normales, ordenadas por el mismo Rajoy con la plenipotencia del odiado Artículo 155? ¿Qué les van a vender? ¡Si habían cruzado ya la meta! Pero esta vez será de verdad, de verdad. Pronto seremos de nuevo una república. Sólo tenéis que votarnos otra vez. Ya veréis. Y se lo intentarán vender Rufián y Tardà, entre otros, sin haber dimitido de sus escaños en el Congreso. Les han tomado por tontos a todos, como muchos veníamos escribiendo desde hace semanas o meses. Ya consta al menos un grupo separatista—o "comité de defensa de la república"—que ha organizado un taller de gestión de la rabia tras la declaración de independencia.

En teoría, antes de la espantosa huída del lunes, habría sido posible tragar y participar en las autonómicas el 21 de diciembre, con algún mensaje sobre la malvada imposición del Artículo 155

En teoría, antes de la espantosa huída del lunes, habría sido posible tragar y participar en las autonómicas el 21 de diciembre, con algún mensaje sobre la malvada imposición del Artículo 155 y la necesidad histórica de resistir el yugo opresor español de la manera que fuera. ¿Que han enviado urnas en vez de tanques? ¡Todos a votar, somos súper demócratas, ganaremos seguro! Con mensajes y quien sabe si llamadas en directo cada noche en TV3 desde Soto del Real, cual primo de Mandela. Total, la LOREG no impide que uno sea candidato si se encuentra en prisión preventiva y el Artículo 155 al final no ha tocado TV3. Y quizás habrían ganado. El GESOP para El Periódico hace unos días mostraba un resultado casi igual. Y entonces Rajoy habría tenido el problema, por aplicar de manera tan arriesgada y precipitada el 155. Si ganaran las autonómicas bajo el 155 con un programa separatista—no ha habido ninguna señal de Moncloa de que prohibirían dichos programas—el Gobierno tendría un problemón, a nivel interno y a nivel europeo, porque habría sido una especie de referéndum encubierto.

Ni una pobre Primavera Catalana han montado al final. No había plan y no había coraje

Tras esta desbandada lo veo francamente difícil. Están haciendo un ridículo histórico. Han dinamitado lo que llegó a ser la Generalitat y la autonomía catalana para nada. Ahora las ratas a salvarse mientras el Titanic separatista se hunde. Puigdemont, Forn, Borrás, Comin, Bassa y Serret se han subido ya al primer bote salvavidas. 30 años en la cárcel es agua muy fría, así no querrán morir. En ocho semanas, los que quedan en la cubierta del buque no recomponen esto. No hay narrativa viable. No hay liderazgo. Los Jordis en la cárcel, Puigdemont en Bruselas, Forcadell en un Parlament ya disuelto. Trapero y Pere Soler se fueron al final sin gritar. Mientras termino la columna esta semana, la CUP está exigiendo que el mismo martes hay que empezar a firmar los primeros decretos desde dónde sea. Nunca en ningún momento de la Historia se hizo una nueva república así. Ni una pobre Primavera Catalana han montado al final. No había plan y no había coraje. Ha sido todo una gran estafa.

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba