OPINIÓN

El Rey Felipe Frente A La Norirlandización de Cataluña

Se espera que el Rey diga algo, y el tono de este mensaje ha sido mejor que el del 3 de octubre (sigo pensando que Rajoy debería haber dado ese) pero Su Majestad aún podría ir más lejos en sus esfuerzos unificadores, y tal vez hablando menos de la política.

El Rey Felipe Frente A La Norirlandización de Cataluña.
El Rey Felipe Frente A La Norirlandización de Cataluña.
Se le critica al Rey su frialdad en el mensaje navideño; dicen que faltaba emoción real en los enunciados festivos. Siempre iba a ser difícil, tras la crisis catalana y su discurso del 3 de octubre, con Puigdemont aún animando desde Bruselas, y encima ahora su Presidente del Gobierno le ha fallado con la repentina convocatoria de unas elecciones autonómicas—esta vez con plenas y amplias garantías democráticas—en las que la visión centrista y unida de España no ha vencido al bloque separatista, como a muchos les habría gustado.

El Rey Juan Carlos y el Rey Felipe no han sido como la Reina Isabel de Inglaterra, cuyas opiniones políticas permanecen ocultas tras 65 años en el trono

El Rey Juan Carlos y el Rey Felipe no han sido como la Reina Isabel de Inglaterra, cuyas opiniones políticas permanecen ocultas tras 65 años en el trono (su primer primer ministro fue Churchill, y aún faltaban cinco años para el primer mensaje navideño televisado). La tradición de los mensajes navideños o de fin de año en España parece haber arrancado con Franco, incluso antes del fin de la Guerra Civil, pero hoy no toca abrir ese melón. Basta con constatar que aquí, en la época moderna, de la Transición, los monarcas españoles tienen un papel constitucional más abiertamente delimitado, y se meten más en el fregado político de la nación.
La Reina Isabel—que tampoco tiene fama de excesiva emoción en sus declaraciones públicas—su suele limitar a los valores personales, la familia, la historia, los grupos sociales o la esperanza, con alguna referencia cristiana y menciones a las víctimas terroristas, los damnificados en algún desastre o a los medallistas olímpicos.

Aquí se espera que los monarcas constitucionales digan algo al respecto de los temas calientes del año y que unifiquen—o intenten unificar—un poco a todos los españoles

Aquí se espera que los monarcas constitucionales digan algo al respecto de los temas calientes del año y que unifiquen—o intenten unificar—un poco a todos los españoles, que pongan un poco el parche anual, porque el problema de fondo es que si se rasca ese poco, la nación española y sus símbolos revisten cierta sensibilidad—política pero que llega a lo personal y a lo familiar (mírese Cataluña en estos momentos)—para millones de españoles, principalmente en las izquierdas y entre los nacionalismos regionales. Discrepan, no comparten o directamente odian dichos símbolos y dicha idea de unidad.
Lejos de solucionar el problema, las elecciones de esta semana pasada han dado comienzo a una nueva ronda de crispación navideña, constatándose la aparición de un nuevo insulto—"colonos"—entre los españoles en esa comunidad autónoma. A falta de una rotunda victoria de las fuerzas constitucionalistas, y recordando el año de estancamiento político a nivel nacional en 2015-2016, el peligro ahora sería no la balcanización de España sino la progresiva norirlandizaciónde Cataluña, con los dos bandos enfrentados sine die y sin ninguna solución política a la vista. Notable es también, comparado con la monarca británica, que el Rey debe emplearse en Navidad en recordar a los políticos que la convivencia nacional debe desarrollarse dentro de los límites que marca la ley.

Recuperar "la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo" significa que ahora mismo están ausentes

Recuperar "la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo" significa que ahora mismo están ausentes. "Pensar con responsabilidad en el bien común de todos" significa, como hemos visto en las últimas semanas en esta columna, que esto es una contienda ya entre dos comunidades con moralidades públicas muy distintas y fundamentalmente incompatibles: algo más tiene que cambiar para que todos los españoles puedan coexistir de nuevo. Las nuevas elecciones no han sido el bálsamo democrático que Rajoy esperaba.
Ese fin incompatible con España (la independencia de Cataluña) no sólo no ha desparecido sino que ahora ha recibido más legitimidad en las urnas del 21-D. Los actuales gobernantes no han sido capaces de solucionar el problema con lo cual el debate sobre el modelo territorial y sobre el modelo del Estado también es más legítimo que hace una semana. Miren las reacciones de Pablo Iglesias—"el Rey abraza el argumentario del PP"—o de Pablo Echenique—"Un Rey incapaz de reconocer el fracaso de su hoja de ruta en Catalunya".

Esta crisis catalana va para muy larga, más aún, y requerirá más energía y otras habilidades para solucionarlo

Dejar entre todos que Cataluña se convirtiera en una especie de Irlanda del Norte, y que España por ende se viera envuelta en más años de conflicto interno en vez de ponerse a solucionar, por ejemplo el problema del paro—que sigue en el 16,4% globalmente o en más del 50% para los jóvenes de entre 16 y 19 años—sería un desastre, para todos los españoles.
Se espera que el Rey diga algo, y el tono de este mensaje ha sido mejor que el del 3 de octubre (sigo pensando que Rajoy debería haber dado ese) pero Su Majestad aún podría ir más lejos en sus esfuerzos unificadores, y tal vez hablando menos de la política. Sus declaraciones dos noches después del 1-O no solventaron el problema independentista, como fue el caso con su padre con el golpe del 23-F. Después de las elecciones, esta crisis catalana va para muy larga, más aún, y requerirá más energía y otras habilidades para solucionarlo. En ese trabajo de fortalecer y renovar la nación y sus símbolos y valores—una tarea algo olvidada desde la Transición, pero muy necesaria—Don Felipe podría desempeñar, debe desempeñar, un papel fundamental, y podría hacerlo mejor que ningún otro español.

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba