Seguimos tocando

Marko, el anti Alonso oficial de Red Bull

En Red Bull casi nada lo hacen por casualidad. Ni al azar. Sabían que tenían un importante flanco débil  y parece que ya lo han cubierto. En plena batalla por el Mundial 2012, Alonso empleó el arma psicológica para debilitar a Vettel. Este no entró al juego, pero se ve que la escudería no quiere más ataques sin respuesta. Y ha puesto a ello a Helmut Marko, expiloto y asesor deportivo.

Marko lleva varias semanas tomándose a pecho el cargo de anti Alonso oficial y, además, lo ejerce con carácter retroactivo: "El pilotaje de Vettel es impecable, es un fenómeno. Después de verano su curva de rendimiento se dispara como ha hecho las temporadas anteriores. Esto nos lleva a su método de preparación. La forma en la que se desconecta del resto del mundo y que le permite tener unas reservas que otros no tienen. Fernando Alonso, por ejemplo, está ocupado en política y en comentarios divertidos".

"Vettel ignora todo esto, no lee los periódicos ni ve Internet. Nosotros nos concentramos en nuestro trabajo: hacer que el coche sea más rápido y tener el mejor equipo –añade Marko-. Alonso está constantemente involucrado en temas políticos. Creo que vimos el estrés al que estaba sometido a final de temporada, diciendo cosas como que competía contra Hamilton, no contra Vettel; o que luchaba contra Newey y demás juegos psicológicos. Nosotros le dijimos a Vettel: No le hagas caso".

Alonso, lejos de callarse, le respondió de inmediato en Twitter: "Cómo me gusta leer que en Red Bull siguen pensando que seremos el rival más fuerte para el próximo año! Y esto sin aún empezar!! Halagado..;)". Ya lo dice Marko: el asturiano está muy ocupado en comentarios divertidos. Si no decae, esa diversión dialéctica puede dar muchas tardes de gloria durante el Mundial 2013 cuya pretemporada ya asoma.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba