Seguimos tocando

Si la Fórmula 1 fuera un deporte…

Si la Fórmula 1 fuera un deporte en el sentido estricto del vocablo, Ferrari y Lotus podrían acudir al Tribunal de Arbitraje Deportivo, el famoso TAS, y denunciar que se cambia el reglamento de una competición cuando se llevan disputadas cinco citas. Porque eso es lo verdaderamente grave de la decisión de Pirelli.

Es probable que los nuevos neumáticos que se fabricarán  a partir del 9 de junio (GP de Canadá) favorezcan a Vettel y a Hamilton en la misma proporción que perjudicarán a Alonso y a Raikkonen, pero eso es teoría. Lo irrefutable es que esa decisión  desprecia el trabajo de los equipos (Ferrari o Lotus) que en pretemporada supieron leer bien las características de las nuevas gomas y diseñaron mejores coches que aquellos que fueron menos hábiles (Red Bull o Mercedes).

Y eso, el trabajo de las escuderías, es parte primordial e histórica de la F1. El pobre argumento de que “hay muchas paradas” se contrarresta con una pregunta: ¿y cuál es el problema? Porque la estrategia desde el muro y la habilidad de los mecánicos también forman parte de este deporte. Si la F1 fuera un deporte, claro…


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba