Rumbo norte

Los fondos de inversión duplicarán patrimonio, vigile el suyo.

En un comentario anterior, señalamos que el inversor tenía que invertir en fondos de inversión pensando en el gestor, persona con nombre y apellidos, y no en la carcasa que sostiene el vehículo de inversión. El argumento  comparaba éstos con la calidad de los jugadores de fútbol y en el potencial de los equipos en función del número de jugadores estrellas en sus filas. Hoy insistiremos en este punto al observar cómo las bancas privadas están diseñando las políticas comerciales para los próximos años fortaleciendo el área de gestión de fondos de inversión.

Tiene sentido esperar que el volumen de patrimonio en fondos de inversión crezca significativamente, pues no existe margen ni atractivo en los depósitos, ni tampoco en otras áreas de activo o pasivo de los bancos comerciales. El recurso a la generación de comisiones por la operativa diaria y por el mantenimiento de cuentas no da más de sí, por lo que el salto a los fondos de inversión es un paso natural en la búsqueda de fuentes de ingreso. Es cierto, pues un fondo de inversión ofrece oportunidades de ingreso por la comisión de gestión, por la comisión de depósito, por las comisiones de intermediación y por las comisiones de distribución. Si un grupo financiero tiene la gestión, el depósito, la intermediación en el desarrollo de la política de inversión y una plataforma de distribución en el que complementar su producto con otros alternativos, el negocio está servido.

El decido impulso de la banca privada española hacia un entorno MiFID y la apuesta por el asesoramiento financiero y los fondos de inversión es un paso hacia la mejora de nuestra industria. No obstante, las tentaciones al estilo 'Juan Palomo' son altas por lo que recomendaría preguntar por los gestores, por su calidad y por su cotización en mercado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba