Rumbo norte

Requisitos para una buena inversión

La planificación financiera tiene obstáculos que perjudican la rentabilidad potencial, elevan el riesgo y encarecen la inversión. Una mejora en sentido de Pareto de las carteras de inversión requeriría:

  1. Reducir costes mediante el acceso al mercado en las condiciones más favorables en costes. En el mundo de fondos de inversión, la clase más adecuada es aquella que se denomina clase limpia o clase MiFID y, en su defecto, la clase institucional. Si el partícipe no tiene acceso a la clase institucional por no disponer del mínimo de inversión exigible, éste debería solicitar al intermediario el coste que le aplica por suscribir la clase del mismo fondo accesible a su inversión.
  2. Ampliar el universo de inversión en fondos. Las opciones de inversión aumentan la rentabilidad y reducen el riesgo. Cuantas más categorías y fondos existan mayor será la probabilidad de encontrar una cartera rentable para el inversor. En la mayoría de los casos el inversor es incapaz de encontrar un intermediario que le ofrezca abiertamente todas las opciones existentes en el mercado, fondos domésticos y fondos internacionales. Los fondos españoles no se ofrecen por los distribuidores pues compiten con los productos propios y por la simple razón de no pagar al distribuidor nada o una cantidad insuficiente. Los fondos extranjeros están acotados por la clase de distribución y por la remuneración que ofrecen al comercializador. Sin duda tener opción a todo el universo de inversión mejora la rentabilidad potencial de la cartera.
  3. Acceder a un análisis independiente de fondos de inversión y a una gestión adecuada de las recomendaciones. La disposición de una metodología propietaria contrastada para seleccionar fondos de inversión desde la perspectiva cuantitativa y cualitativa aumenta las probabilidades de encontrar un par de rentabilidad riesgo que mejore la posición inicial. Así mismo, una planificación adecuada requiere contratar los servicios de un asesor que analice los fondos adecuados para el perfil de riesgo objetivo.
  4. Disponer de flexibilidad para optar por el instrumento más adecuado de inversión. Una gestión ágil de la cartera planificada exige emplear fondos de inversión, etf, acciones, bonos e instrumentos derivados. La apertura de multitud de cuentas es en muchos casos imposible.

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba