Rumbo norte

Elimine restricciones y mejorará rentabilidad

En muchas ocasiones una misma política de inversión lleva a resultados distintos. Esto ocurre porque las restricciones que presenta el inversor afectan definitivamente al par de rentabilidad riesgo alcanzable por su cartera de inversión.

En efecto, todo inversor busca optimizar un objetivo de rendimiento y riesgo sujeto a un conjunto de restricciones, que son más o menos amplias en función de características propias de cada sujeto inversor y que podríamos resumir en dos tipos de variables: las restricciones externas al inversor y las restricciones internas del inversor. Las primeras tienen relación con la configuración de los mercados, sobre las que el sujeto no tiene gran influencia y las segundas dependen del inversor mismo pues quedan determinadas por el grado de conocimiento del mercado financiero.  

Cuanta más rigidez encontremos en las estructuras de las entidades y empresas que prestan servicios financieros y cuanta menos competencia exista entre éstas, mayor será el precio pagado, mayor será el riesgo asumido y menor la rentabilidad alcanzable. Paralelamente, cuanta más formación y especialización presente el inversor menor será el precio pagado, menor será el riesgo asumido y mayor será la rentabilidad alcanzable.

Podríamos señalar que la competencia en la industria de servicios de inversión es un rumbo a seguir pues permite reducir los costes de intermediación y abrir el abanico de alternativas posibles para el inversor. Además, la apertura de alternativas ampliaría las opciones de riesgo similares con rendimientos distintos y, por ello, generaría un entorno adecuado para buscar mejoras en las carteras de inversión. Por otra parte, la formación del inversor o la subcontratación del conocimiento a través de un especialista regulado, permite eliminar restricciones que distorsionan gratuitamente los objetivos de rentabilidad y riesgo y permiten situar la cartera de inversión en el mismo plano que cualquier operador cualificado.

No tenemos más remedio que recorrer estos dos caminos si queremos impulsar la industria financiera española a los máximos niveles de competencia. La eliminación de las restricciones externas dependerá de la industria, del legislador y del inversor. La eliminación de las restricciones internas dependerá del propio inversor.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba