Reflexiones de una asesora independiente

Deporte e inversión... excelente combinación

Mens sana in corpore sano. Griegos y romanos fueron los precursores del deporte como forma de vida, pero a lo largo de los siglos fuimos apartando las buenas costumbres y nos volvimos más y más sedentarios. Sin embargo, desde hace unas décadas tomamos más consciencia de la importancia de tener hábitos saludables, acompañados de ejercicio regular. Control alimenticio unido a actividades como el running, spinning, yoga… se han convertido en nuestro complemento ideal a la rutina diaria. Son actividades que antes ni existían y que han irrumpido con fuerza en la sociedad. Es importante ser consciente de los beneficios del deporte y saber quecuando activamos nuestro organismo liberamos hormonas tales como serotonina (inhiben directamente los síntomas de la depresión),  dopamina (placer) y endomorfinas (conocidas como las “hormonas de la felicidad”) que de una forma natural nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos. De hecho, muchos psicólogos recomiendan la práctica habitual del deporte para mejorar alguna de las enfermedades mentales que afectan a nuestra sociedad, tales como la depresión o la ansiedad.

Hemos hablado del deporte como salud y vida en sí mismo, pero hay otras formas de mirar hacia el deporte. Como negocio, poca gente lo ha llegado a catalogar como un sector propiamente dicho, pero si atendemos a los números, sin duda podemos clasificarlo de aquella manera. Llamémosle como queramos, pero sabemos las importantes sumas de dinero que mueven algunos deportes, como el fútbol, por citar uno, y el impacto que provoca en la economía. La profesionalidad a la que están llegando los clubes deportivos los convierten en auténticas empresas, con su Balance, Cuenta de Pérdidas y Ganancias y Estados Patrimoniales. En mi opinión, creo que existen nichos de mercado por explorar. Quizás los deportes más populares estén situados en un mercado saturado con exceso de capacidad relacionado con infraestructuras, pero si miramos hacia los Juegos Olímpicos, promueven nuevas inversiones en muchos sectores, tales como la oferta hotelera y por supuesto, nuevas infraestructuras.

Es interesante analizar como en el sector de la moda se encuentran oportunidades de inversión, en empresas de reconocimiento internacional como Nike, Adidas o Reebok. Y como algunas empresas, empiezan a ver este nicho como una  oportunidad clara de negocio. Tanto es así que el grupo Inditex va a sacar una línea de ropa deportiva con la prospectiva de sociedad deportivizada. Escalada, senderismo, pádel… deportes en auge que antes eran minoritarios y que cada vez están atrayendo más aficionados. También observamos cambios en el consumo que equivalen a oportunidades. Golf o rugby, por ejemplo, hace años sólo estaban al alcance de élites minoritarias pero ahora cualquiera puede practicarlos gracias a los avances sociales y tecnológicos que proporcionan una nueva gama de productos para todos los bolsillos y estilos.

Esta tecnología nos sirve de nexo para englobar emprendimiento social y deporte. Empresas que trabajan para provocar un cambio en la sociedad, aportando valor a sus accionistas y sin dejar de lado sus objetivos empresariales. Los avances contemporáneos estánpermitiendo amuchas personas realizar actividades que no podían optar a practicar y que  ahora sí pueden, tanto amateur como profesionalmente. No hay más que ver el desarrollo de los deportes paralímpicos y todo el camino que aún queda por recorrer. El espíritu de trabajar y superarse día tras día.

Nos falta por comentar los atributos que influyen directamente en el individuo. Nos referimos al deporte como canalizador de emociones. Pocos sectores mueven tal cantidad de masas como este. Llevar a tu hijo al campus de verano de su equipo favorito, comprar la camiseta de tu ídolo, pagar una entrada de un evento o ser accionista de ese club. Hay tantas formas de invertir como productos existen. Actuamos mediante las emociones y nos sentimos identificados con los valores y atributos de una determinada organización. Deporte y marca van estrechamente unidos.  También nos sirve como potenciador de habilidades sociales y de relaciones interpersonales,llevándolo incluso al entorno laboral con ventajas tales como trabajo en equipo, ambiente distendido y psicológicamente saludable, favorece la comunicación, la fidelización de empleados, proveedores y clientes. Sin olvidar las nuevas oportunidades de negocio que surgen en la práctica de algunos deportes, como el Golf.

Prácticamente no hay nada novedoso en lo que decimos, pero la realidad es que no lo extrapolamos al mundo inversor. Desde AFS Finance Advisors EAFI, en nuestro enfoque por invertir en ‘megatendencias’, finalizamos la enumeración de características con el deporte como inversión. Adaptemos nuestras inversiones a aquello que entendemos y tratamos diariamente. Sectores con perspectiva de futuro como lo son también el sector salud, agua, envejecimiento de la población, lujo, seguridad… todos ellos estrechamente vinculados con el deporte.

El fin de la frase del poeta Décimo Junio Juvenal Una mente sana en un cuerpo sanollevada a nuestro tiempo, no es otro que buscar el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Apliquemos ese equilibrio a nuestras carteras.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba