Punto de equilibrio

Soraya aguantó muy bien la risa

La vicepresidenta del Gobierno anunció en el consejo de ministros de ayer la creación de un organismo que lleva en su nombre la palabra maldita: una autoridad fiscal “independiente”. Una especie de gabinete formado por personas ajenas al Gobierno que supervisará el control presupuestario. Poco más se sabe, pero vamos, Soraya Sáenz de Santamaría pronunció la palabra y no le dio la risa, lo cual ya habla bastante bien de su control como personaje relevante que debe hablar en público.

La vicepresidenta me produce una gran simpatía desde la distancia. Lidera ese relevo que constituye el único resquicio de esperanza al que puede aferrarse el PP: los sorayos, gente joven, con empuje, muy preparada (ahí están los hermanos Nadal, a cual más empollón), y que en algunos casos incluso han dejado puestos de trabajo híper bien pagados para dedicarse a la función pública, como Jaime Pérez Renovales, subsecretario de presidencia (70.000 euros al año como mucho)  y anterior director jurídico del Santander (¿600.000? O puede que más). Su falta de experiencia se cura por momentos.

Los sorayos

Generacionalmente me siento unido a los sorayos y no veo el momento de que desalojen (si puede ser, de una patada en el culo) a tanta vieja guardia de Génova y todo su entorno podrido. Aunque claro, si lo que viene por debajo es Carromero, que Dios nos pille confesados. Pero los sorayos son la imagen de un relevo que tiene que llevarse por delante a unas decadentes élites interconectadas, cuya cabeza generacional más visible es, sin duda, el Rey y que tanto daño están haciendo a este país. Dominan la política, las instituciones o muchas de las principales Ibex.

Tal vez sea un poco kamikaze, pero no estaría mal sugerir en el PP que replicaran a FG cuando dijo aquello de “no quiero a nadie en el banco con más de 50 años”. ¿Tenemos algo mejor en el país para liderarlo?

Hablemos de independencia. El Gobierno y Hacienda están trabajando en esa autoridad independiente, que pondrá la lupa en el uso de los dineros públicos. ¿Por quién estará formada? ¿Por los mismos que han ido al consejo de Red Eléctrica? Es que la lista de un montón de posibles candidatos me sale de carerrilla. ¿Habrá llamadas de tal o cual liberalón de postín o tertuliano de pro, pidiendo un silloncete? ¿Volveremos a ver a maridos colocados? ¿Será un nuevo chollo de coche con chófer, secretaria, dietas etc etc?

Oportunidades fallidas

El Ejecutivo ha tenido alguna que otra oportunidad para obrar con independencia; todas desaprovechadas, por supuesto. Han pasado bastante por alto las increíbles declaraciones de Miguel Ángel Fernández-Ordóñez (MAFO), ex gobernador del Banco de España, diciendo que aceptó a Rato al frente de Bankia, aunque no le parecía adecuado, porque Luis de Guindos se lo ordenó o, al menos, le relevó del asunto. Alucino con los dos. Toma independencia.

También, mientras hemos visto cómo el súper regulador financiero británico (FSA) elegía a finales del pasado año a un técnico de Canadá, Mark Carney, para poner orden en los mercados porque es un auténtico experto, aquí hemos puesto al frente de la CNMV a la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez, persona de partido y ex ministra de Medio Ambiente, después de una dura pugna en la que el ministro de Economía quiso colocar a Belén Romana, finalmente puesta de manera digital en el banco malo. De todas maneras, Guindos ya ha colocado vicepresidenta, no vaya a perder su cuota de poder al 100%.

OK, Carney, como Mario Draghi, trabajó en Goldman Sachs antes de hacerlo en el Banco de Canadá y es cierto que eso no gusta un pelo, pero Reino Unido al menos ha dado un mensaje de independencia real que ya quisiéramos. En el Banco de España está Luis M.Linde, viejo amigo personal del ministro de Economía y en la CNMV Rodríguez ha nombrado, a su vez, secretario del consejo al anterior secretario del Consejo de la Asamblea.

Seeliger & Conde

Conviene romper una lanza a favor aquí de Seeliger & Conde, el headhunter al que se ha marchado Esperanza Aguirre quien, por fin, va a conocer lo que es trabajar en la empresa privada. La buscadora de talento ha surtido de ejecutivos al Fondo de Restructuración Ordenada Bancario (FROB) para colocarlos como consejeros en las entidades intervenidas y, con toda la lógica de mundo, ha tirado de prejubilados de alto standing de los grandes bancos. Gente que estaba en su casa pero que se las sabía todas en esto de la banca. (Bueno, la verdad es que la presencia del propio Luis Conde en el consejo de Catalunya Banc no es del todo edificante, pero no pasa nada). 

En el Banco de España o la CNMV podría hacerse lo mismo aunque claro, la cuestión es peliaguda ante el argumento de ¿cómo llevas talento a los organismos reguladores por 60.000 euros al año para que encima se lleven todos los palos del mundo? Imbatible, claro.

Independencia también es la de Hacienda, que abre un proceso de amnistía fiscal ofreciendo todo tipo de garantías jurídicas a los que se pongan a buenas con el fisco y una vez finalizado el plazo, llegan los vaciles: por un lado, cada día se filtran nombres de los que se han acogido a ese proceso y por otro, surgen colectivos que previsiblemente tendrán acceso a las regularizaciones cuando en teoría iban a ser secreto de confesión por parte de la Agencia Tributaria. Comunidades Autónimas, jueces, partidos políticos… hasta mi portera reclama ahora la lista de la amnistía y veremos la capacidad de aguante de la presión.

Eso es impresentable. Si la amnistía es algo muy malo moralmente hablando, no se hace y punto, pero no vale cambiar las reglas del juego por la crisis y la presión política.  

Cachondeo institucional

La palabra “independencia” es un insulto hacia la ciudadanía en estos momentos no ya de corrupción sino de cachondeo institucional hacia la sociedad. O si no, recapitulemos.

A finales de enero, el abogado de Bárcenas, con una sonrisa seráfica, dijo que su cliente había regularizado 22 millones mediante la citada amnistía. Dos semanas después, apareció la celebérrima ‘lista de los sobres’ y al día siguiente, el articulito de Jorge Trías diciendoque “por supuesto que había sobresueldos con dinero negro en el PP”.

¿Quién hay detrás de todo?

Se montó la que se montó, pero resulta que la esperada demanda del PP no llega. ¿No dicen que el que calla otorga? Pues ahí estamos. Después, se ha tenido conocimiento de una reunión previa en Baqueira entre Bárcenas, Trías y CiU planificando todo esto, para desviar el foco de atención del ‘escándalo Pujol’ que, por otro lado, también se intenta pinchar con un asunto de grabaciones ilegales y espionaje político.

Mientras Bárcenas continúa en la calle haciendo peinetas a la gente, acaban de aparecer documentos ante notario firmados en diciembre que argumentan que su fortuna es personal, no del PP. O sea, todo estaba preparado hace tiempo. Está claro que el ex tesorero o alguien por encima de su cabeza maneja los tiempos de esta farsa, que los populares no se atreven a dar un puñetazo sobre la mesa vete a saber por qué y que, por el contrario, está absolutamente oscuro cuánta información puede salir todavía, quién la está suministrando y, sobre todo, por qué motivo. ¿Qué hay detrás de esta gran comedia en capítulos? Es la mayor tomadura de pelo jamás vista a la sociedad en la historia de la democracia. Ha habido otros escándalos, pero al menos no se reían de esta manera de la gente.

Ojala existiera un supervisor civil, una verdadera autoridad independiente, al margen de este odioso bipartidismo y tejemaneje político. Pronunciar la palabra “independencia” es un papelón absoluto por parte del Gobierno en estos momentos, pero es lo que toca cuando uno es portavoz del Gobierno. Mucho ánimo… compañera. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba