Punto de equilibrio

Santander, Sabadell y los riesgos de la CAM

Santander, a través de Banesto, y Sabadell, son los que más presionan por hacerse con la quebrada e intervenida CAM, cuyos directivos se fueron con los bolsillos llenos, como ha sido la norma en estas entidades a lo largo de su historia. Los demás también están más o menos interesados en hacerse con ella, por distintos motivos. El problema no es que la valoren a 0, cosa en la que han coincidido todos y si no es así, sería una sorpresa mayúscula. El asunto es el tipo de cobertura que será menester si afloran futuras pérdidas. El comprador no quiere comerse eso. El Banco de España (o lo que es lo mismo, el contribuyente), tampoco.

Este fin de semana sonaba insistentemente en algunos foros financieros que Banesto sería finalmente quien se quedará con la caja levantina y que, una vez digerida, sería a su vez, integrado el grupo resultante en Santander. Una vez más, sería imposible escapar a Botín, que hace y deshace a su antojo.

Que me lo digan a mí, que mi primera cuenta para la nómina la abrí, siendo un modestísimo becario, en el Central Hispano y, tras la fusión con el Santander, primero me dijeron que me pasaban a una oficina ‘roja’ y, finalmente, me trasladaron sin decirme ni pío y dejándome estupefacto a un Banesto de al lado, donde continúo, esperando que me vuelvan a remover.

Aunque los comentarios en dichas instancias iban en ese sentido, lo cierto es que el proceso de presentación de ofertas a sobre cerrado acaba el 24 de noviembre y luego el Banco de España tiene 10 días más. Eso es lo estipulado, aunque “los plazos en este sentido están siendo un cach…” decían desde una de las casas postoras.

Como decía, en mercado se da por hecho que será la firma que preside Ana Pat… perdón, Antonio Basagoiti, quien se lleve el gato al agua, aunque también está peleando muy duro el Sabadell, empeñado desde hace muchos años en crecer y ganar tamaño.

Ojo con estos últimos, porque su trayectoria de estos años recientes es, hasta la fecha, impecable. Salieron a Bolsa, hicieron compras, entraron en el Ibex, se desmarcaron por tamaño de su par Bankinter… y se resisten con todas sus fuerzas a quedar engullidos por la oleada sistémica que tanto puede hacer cambiar el escenario financiero.

BBVA no tiene la menor gana de quedarse con la CAM, al igual que La Caixa o al menos se percibe cierta apatía por la operación, lógica seguramente. Barclays e Ibercaja no parecen contar y JC Flowers sería una sorpresa mayúscula, aunque habrá algunas en este sentido en el futuro. Los llamados fondos buitre hace tiempo que revolotean por aquí, pero están ofreciendo muy poco para los bocados tan grandes que quieren.

Estas últimas firmas no quieren a la CAM “ni regalada”, como contaba un alto ejecutivo de una de ellas a Vozpópuli recientemente. No le falta razón, porque regalada no va a ser: se la quedará el que pida que le paguen menos por quedársela. Así de claro.

Todos se acogerán al tope del Esquema de Protección de Activos (EPA), que será el que determine cómo se asimilarán los riesgos futuros. Que por algo están las exigencias de la autoridad bancaria europea (EBA) y nadie sabe muy bien cómo puede consumir capital esta operación.

Por lo demás, si hay que valorar las acciones del FROB de la CAM en Bolsa, podrían hacerse los cálculos hechos por el Banco de España sobre Unnim y multiplicarlas por… cero. Quedaría por ver cuánta liquidez se solicitaría al Banco de España. El que pida menos estará mejor posicionado. Ahí es donde Banesto (dicen) tiene todas las de ganar.

“Por currículum debería ser para el Sabadell, ahora, por músculo, Banesto; (es decir, Santander), es imbatible”, dice una experta fuente financiera.

En la entidad catalana están trabajando sobre este proyecto a tope. Tienen ganas de comprar y crecer, pero a su vez hay un vértigo enorme por que no se les indigeste. En Santander, la CAM podría ser un paso más en una reestructuración interna para consolidarse como la mayor entidad bancaria de la Eurozona, cosa que hace tiempo que ya es.

El futuro es el que mete miedo. La CAM no es que valga cero, es que vale mucho menos. Se la llevará el que pida que le paguen menos por quedársela.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba