Punto de equilibrio

Botín y FG también se ponen en manos del BCE

Resulta que les estamos dando palos a los bancos medianos porque se están poniendo hasta arriba en el LTRO (Long Term Refinancing Operation) del Banco Central Europeo (BCE) pero los grandes también se están beneficiando, y de qué forma. A pesar de que insisten en que han tomado dinero a 36 meses al 1% sólo para mejorar su liquidez, lo cierto es que se han beneficiado indirectamente de esa 'barra libre' de liquidez que Mario Draghi ha abierto en la Eurozona, pese al mohín de disgusto de frauMerkel.

Varias casas de análisis han valorado de manera muy positiva que en los últimos tiempos se han abierto un poco los mercados primarios en España. Casi 7.000 millones se han colocado entre pitos y flautas, con Santander como pionero (faltaría más) emitiendo 2.000 millones en cédulas hipotecarias. Y BBVA después. 

Los activos ladrilleros, que tienen mejores ratings que sus propios emisores, son capital en vena para la entidad que preside Emilio Botín y vencen en febrero de 2015, justo un mes antes de los 36 meses del vencimiento del LTRO. La deuda senior del BBVA que colocó algo más tarde vence todavía antes, a los 18 meses. Otros 2.000 millones.

“Santander tiene que ir por delante y detrás irán los demás”, comentaba hace pocos días a Vozpópuli un analista, confiado en que, poco a poco, el riego del LTRO hará florecer los mercados, con una estación final que no es otra que el interbancario operando con normalidad.

Será así o no, ya se verá. Lo cierto es que tanto Santander como BBVA han emitido y captado dinero procedente del BCE casi en su totalidad. Apostemos macetas contra fincas de regadíos. De momento no está mal. Es beneficioso y necesario, pero ¿cómo se corta la dependencia? Esa es la gran cuestión.

Se ha señalado con el dedo a Bankinter, Sabadell, Popular, Cívica y Bankia como entidades que estaban fiándolo todo al BCE. Sus recursos orgánicos iban a ser dedicados a cumplir con la ley Guindos y el dinero a espuertas solicitado a Draghi se iba a dedicar a dar una patada hacia adelante a sus vencimientos e impulsar algo los beneficios mediante el carry trade.

Para un momento puntual puede estar bien, pero hasta el más tonto sabe que eso no es sostenible. Es hacerse trampas al solitario o, en definitiva, pasarle todavía más la factura a la sociedad.  

Pero de aquí chupa todo el mundo. De manera directa, como los pequeños, o indirecta, como el Tesoro, Botín o FG.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba