Punto de equilibrio

Amorós (CAM) hizo lo que había visto en su casa

María Dolores Amorós, la ex directora general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) se está haciendo más famosa que Belén Esteban, gracias a su pretendida pensión vitalicia de más de 300.000 euros al año, calculada en base a su salario anual de 600.000 euros mensuales. Fue despedida por los administradores del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), que han anulado el chollete de por vida, aunque lo peleará judicialmente. Y lo ganará, según parece.

La sociedad española está escandalizada, con razón, por estas indemnizaciones millonarias (no olvidemos tampoco las de Novacaixagalicia: el ex director general de la caja gallega, José Luis Pego, ha percibido 8 millones de euros, Óscar Rodríguez siete y Gregorio Gorriarán otros cinco). Anticorrupción investiga ambos casos, aunque está por ver que este tribunal haya conseguido alguna vez algún logro relevante, de esos que satisfacen a la población e irradian la sensación de que el sistema funciona y hay justicia para todos.

Amorós, de todas formas, sólo ha hecho lo que vio en su casa. Juan Antonio Gisbert, el antecesor de su antecesor (le sucedió Roberto López Abad y luego ya, la implicada) fue cesado en 2000, presuntamente por su enfrentamiento con Zaplana, con un pago de 6 millones de euros, 1.000 millones de las olvidadas pesetas, que a día de hoy siguen siendo un pastón.

También entonces se montó un escándalo monumental y de vez en cuando algún medio local recuerda el asunto. Este pago no se ha confirmado oficialmente, pero después del ruido que hubo, tampoco se ha desmentido. Y quien calla… Por supuesto, no pasó nada al final y Gisbert disfruta ahora como director general de Rural Caja Valencia. ¿Alguna vez alguien ha devuelto una indemnización sonrojante? No se conocen casos.

Lamentablemente, todo apunta a que en cuanto pasen unas semanas del escándalo, todo se olvidará, se asimilará… y la pasta se cobrará. Y si se ha cobrado ya, no se devolverá. De hecho, ya se ha escuchado a políticos diciendo que estas cifras “no son ilegales, aunque sí inmorales”. Ya se ve por dónde van a ir los tiros. Los afectados están agazapados, con la chichonera puesta, deseando que amaine el temporal cuanto antes, y a vivir. Total, unas semanitas pasan rápido.

Un abogado experto en regulación bancaria comenta que “Anticorrupción no puede hacer nada.Para obtener algo de estas indemnizaciones o anular pensiones debería presentarse la propia caja y ¿cómo van a hacerlo si firmaron ellos mismos todo? Sólo sería posible anular estas medidas por la vía penal, pero como todas las indemnizaciones han seguido un curso reglamentario, con la firma de todos los miembros del consejo (que es lo que han hecho toda la vida; firmar y vivir bien), pues no va a ocurrir nada”, indica el analista.

Así, “lo máximo que puede hacer Anticorrupción es influir en el juez de primera instancia, pero lo más probable es que Amorós gane el juicio por su pensión vitalicia”. Esta fuente consultada está convencida de que “estos casos se han filtrado a propósito para que, al menos, los que disfrutan de la prebenda pasen vergüenza y presión pública. Pero poco más se podrá lograr. Al final, Amorós sólo ha hecho lo que se ha hecho en su casa en los años anteriores y todo por lo legal”. Lo mismo podría decirse de los gallegos.

De rositasEsto es lo que tenemos hoy en día; octubre de 2011, después de que llevemos sufriendo cuatro agotadores años de crisis. Los causantes de la misma continúan de rositas. Todos siguen en los puestos de decisión, y cuando tienen que salir, se van con los bolsillos llenos. Resulta penoso ver cómo los bancos rescatados de antaño tienen que seguir siendo rescatados, como si de un programa informático se tratara y hubiera que instalar la ‘actualización del rescate’.

En España, las cajas de ahorros son más de lo mismo: en una gran parte perviven los personalismos y la corrupción. Se sigue enchufando dinero a amiguetes y financiando lo que no se debe, aunque están hechas polvo, y nos vendan que con las fusiones se ha puesto orden.

Conviene recordar de nuevo que el FROB está dotado con cargo a los Presupuestos Generales del Estado en un 75%, lo cual quiere decir que se ha constituido con dinero de todos. Fue el propio FROB quien tuvo que echar, por ejemplo, a Amorós, que si no...

Y conviene recordar, asimismo, que no hay dinero para pensiones, sanidad; que los farmacéuticos no cobran, que los maestros están en pie de guerra, que a los funcionarios se les ha recortado el sueldo un montón, que hay un paro galopante… y, en definitiva que la ciudadanía está muy jodida. Para salir de la crisis hay que tomar una serie de medidas. En primer lugar, cesar fulminantemente a los causantes de ella. Si hay una ley que les permite irse forrados, es que algo sigue yendo muy mal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba