soberanismo catalán

El soberanismo se enroca en un referéndum pactado para evitar el choque de trenes

El exconsejero de Economía catalán Andreu Mas-Colell se ha sumado en Madrid a las voces que apuestan por pactar con el Gobierno las preguntas del referéndum soberanista.

Andreu Mas-Colell junto al expresidente de la Generalitat, Artur Mas.
Andreu Mas-Colell junto al expresidente de la Generalitat, Artur Mas. EFE

Hace quince días, la oferta salió en Madrid del expresidente de la Generalitat Artur Mas. Ahora, vuelve a surgir, en esta ocasión de boca del exconsejero catalán de Economía Andreu Mas-Colell, uno de los referentes del bloque independentista que por su formación académica goza de más prestigio. Delante del excomisario europeo Joaquín Almunia y en un coloquio organizado por la Fundación Diario Madrid, Mas-Colell apostó este lunes porque la Generalitat y el Gobierno central pacten la celebración del referéndum con las preguntas y las condiciones que ambos decidan. “Si se acepta negociar las preguntas, la respuesta desde Cataluña será constructiva, incluso en el supuesto de que el acuerdo no fuera público”, aseguró el académico catalán, dejando abierta la posibilidad a que el pacto sea secreto.

Mas-Colell avanza que si el Gobierno acepta negociar las preguntas del referéndum, la respuesta de Cataluña será constructiva

A juicio de Mas-Colell, existe un “amplio margen” para negociar las preguntas de la consulta y, si todo saliera razonablemente bien, incluso podría pensarse en la celebración de un segundo referéndum a nivel de todo el Estado. “Si nadie hace nada, iremos a un choque desordenado con la convocatoria del referéndum a finales de septiembre”, vaticinó el exconsejero catalán.

En su opinión, debe aceptarse la “legitimidad del soberanismo catalán” e intentar desactivar la colisión entre Cataluña y el resto del Estado no utilizando los tribunales como el único cauce para encarar el conflicto. Mas-Colell considera que el foco del problema va mucho más allá del déficit fiscal o de la financiación autonómica, aunque dejó claro que “cualquier modelo que ponga al País Vasco y Navarra en primer fila y sitúe a Cataluña por debajo, ni será estable ni tampoco será entendido por los catalanes, opuestos a que haya nacionalidades históricas de primera y de segunda”.

Reforma constitucional

Para el excomisario europeo Joaquín Almunia, tarde o temprano tendrá que celebrarse una consulta sobre la relación entre Cataluña y España porque, de lo contrario, “no habrá salida”. La que él ve más viable consistiría en añadir a la Constitución una disposición adicional que legitime la singularidad de Cataluña y reconozca sus derechos históricos. A su juicio, la posibilidad de resolver el conflicto mediante una reforma constitucional global es remota ya que no hay un consenso básico ni siquiera sobre la apuesta federalista que el PSOE hizo en 2013 en la conocida como ‘declaración de Granada’.

El excomisario Almunia ve la solución en añadir a la Constitución una disposición que reconozca la singularidad catalana

“La confrontación no conducirá a nada”, anticipó este lunes Almunia, “puesto que sin diálogo político ni siquiera es posible un referéndum legal y lo único que se conseguirá es enquistar el problema” con un referéndum parecido al celebrado el 9 de noviembre de 2014. En cualquier caso, si el enfrentamiento llegara a producirse en estos términos, abundó el excomisario, el Gobierno acabaría ganando la partida “ya que tiene la Constitución de su parte”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba