Referéndum en Cataluña

Los radicales catalanes lanzan una campaña de acoso contra Policía y Guardia Civil

Cientos de separatistas asediaron cuarteles, dependencias policiales y hoteles en distintas localidades de Cataluña como Barcelona, Reus, Pineda de Mar o Calella. En Tàrrega descolgaron la bandera de España del Ayuntamiento entre vítores.

Escalada de odio en Cataluña. Los radicales independentistas han lanzado una campaña de acoso contra Guardia Civil y Policía Nacional para obligarles a marcharse de la comunidad. Fue el propio el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien este lunes exigió al Gobierno que retire de Cataluña estas fuerzas de seguridad. Horas después cientos de separatistas asediaron cuarteles, dependencias policiales y hoteles en distintas localidades catalanas como Barcelona, Reus, Pineda de Mar o Calella.

En Calella (Barcelona) más de 200 agentes tuvieron que abandonar su hotel al ser instados por la propiedad a marcharse y tras sufrir un escrache de los independentistas. Los manifestantes les gritaron que se fueran, les insultaron reiteradamente y les llamaron "fascistas" con continuos reproches por el dispositivo policial en el que requisaron urnas y material electoral tanto el 1 de octubre como en días previos, cumpliendo siempre órdenes de la Fiscalía y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Carta del gerente de una cadena hotelera sobre la expulsión de policías nacionales.
Carta del gerente de una cadena hotelera sobre la expulsión de policías nacionales.

También se vivieron momentos de tensión este lunes en Calella cuando dos guardias civiles que quedaron rezagados en el desalojo fueron reconocidos por los radicales pese a ir vestidos de paisano. Recibieron insultos como "hijos de puta" e incluso fueron zarandeados. Sólo la intervención aquí de los Mossos d'Esquadra evitó que esta turba de exaltados cometiera males mayores.

Así mismo, en Pineda de Mar (Barcelona) decenas de agentes de la Policía Nacional tuvieron que abandonar el hotel y salir del lugar en dos autobuses entre los insultos y abucheos de un centenar de secesionistas. Según informó la cadena hotelera a estos agentes en una carta que recoge Vozpópuli, la decisión de desalojar a estos policías nacionales se adoptó tras una reunión con "responsables del Ayuntamiento de Pineda de Mar" donde se les amenazó con el cierre del negocio "durante cinco años".

El Consistorio de Pinera de Mar está gobernado por Xavier Amor, del PSC y presidente de la Federación de Municipios de Cataluña. Sin embargo, Amor ha negado este martes tal extremo. "No es verdad que hayamos amenazado al hotel ni que hayamos presionado para que se vaya la policía", ha manifestado, señalando que su principal objetivo es "preservar la convivencia". Poco después se ha sabido que la asociación Dignidad y Justicia, presidida por Daniel Portero, ha presentado una denuncia contra el jefe de la Policía local de Pineda responsabilizándole de esas amenazas a los dueños del hotel.

Más multitudinaria fue la manifestación de activistas pro-referéndum en Reus (Tarragona). En torno a 4.000 independentistas recorrieron las calles de este municipio al grito de "¡Las calles siempre serán nuestras!". También se concentraron frente a la comisaría de la Policía Nacional.

Cientos de radicales, principalmente estudiantes, se congregaron igualmente delante de la Jefatura de la Policía Nacional en la Vía Laietana de Barcelona, donde lanzaron improperios, insultos y amenazas contra el cuerpo policial. Y lo mismo ocurrió ante el cuartel de la Guardia Civil de Travessera de Gràcia.

En Tàrrega (Lleida), gobernada por el PDCat, los separatistas descolgaron la bandera de España de la fachada del Ayuntamiento entre vítores de la multitud allí congregada.

La Fiscalía General ya ha recibido información sobre las expulsiones de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de diferentes hoteles de Cataluña. "Esta información se está analizando para ver si procede iniciar actuaciones, si existen indicios de amenazas y otras presiones ilegales sobre los responsables de esos locales o los trabajadores de los mismos", indican fuentes del Ministerio Público.

El Ayuntamiento y la cadena hoteleran han publicado un comunicado conjunto desmintiendo la expulsión de los policías y guardias civiles alojados. 

Comunicado conjunto
Comunicado conjunto


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba